El Gobierno cuestiona que ‘PP y Ciudadanos se arroguen el derecho a presidir la Junta de Andalucía’

El Gobierno teme que si el PP y Ciudadanos pactan en Andalucía con Vox para formar Gobierno abran la espita para que en las próximas elecciones autonomías y locales la “ultraderecha” pueda entrar en las instituciones en toda España. Por esta razón, la portavoz y ministra de Educación, Isabel Celaá, les ha hecho un llamamiento para que no sean la “cuna de la ultraderecha” en España y se ha preguntado si en 2019 habrá más pactos con ellos.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Celaá ha considerado que le parece “difícil de entender” y “sorprendente” que ambas formaciones “se arroguen el derecho a gobernar la Junta”, máxime cuando el PP siempre ha defendido que sea la lista más votada la encargada de formar gobierno.

“No vamos a defender que ahora sea la lista mas votada”, ha dicho y se ha mostrado sorprendida porque ahora el PP cambie de opinión cuando “ha sido su caballo de batalla” y le ha acusado a los populares de “abandonar sus principios”.

En su análisis de la semana, además la portavoz ha asegurado que el PSOE ha sido el claro vencedor de las elecciones, por lo que Susana Díaz está “legitimada para defender la Presidencia” de la Junta de Andalucía. Eso sí, no ha querido manifestarse sobre si estarían dispuestos a abstenerse para que no entre en el Gobierno la ultraderecha y pudieran gobernar PP y Cs.

Para Celaá es responsabilidad de ambos partidos no pactar con Vox porque, en su opinión, significaría “retroceder en libertades y políticas sociales”.

En concreto, se ha referido a la defensa de la formación “ultraderechista” respecto a la eliminación de las autonomías, algo que la Constitución defiende y se acordó hace 40 años. “Lo que es claro es que Vox reproduce en España la ultraderecha que ya esta en algunos países europeos. Es un reflejo”, ha subrayado, pero “curiosamente en Europa como reminiscencia de los resultados de políticas de derecha en el siglo XX tienen establecido un ‘cordón sanitario’ por el que las derechas no quieren pactar con las ultraderechas para no blanquearla”. Así, ha recordado, que es lo que ocurre en Francia, Alemania, Holanda o Bélgica.

En este sentido, ha advertido de que pese a ser “el último país de Europa en sufrir el impacto de la extrema derecha”, podríamos  ser “el primero en ver cómo los partidos de la derecha son capaces de apoyarse en la ultraderecha, por más que suponga blanquearlos”.

A pesar de asegurar que en el Gobierno “respetan a las personas que votaron a Vox”, ha afirmado que la democracia tiene que “vencer el miedo” y que en Andalucía se tiene que promover un gobierno “constitucionalista y europeísta”, porque “la irrupción de la extrema derecha y sus propuestas son una “clara amenaza para la calidad democrática española”.

RELACIONADO