Un detenido y una veintena de heridos durante las protestas por un acto constitucional en Girona

Un joven ha sido detenido y una veintena de personas han resultado heridas, 15 de ellos mossos d'esquadra, durante los incidentes que se han registrado este jueves en Girona antes del comienzo de un acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución.

Según ha informado el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), a raíz de las cargas policiales contra los grupos que trataban de boicotear el acto han atendido a 15 agentes de los Mossos d’Esquadra, uno de los cuales ha sido trasladado a un centro hospitalario, y a tres manifestantes, uno de ellos trasladado en estado leve por contusión.

En el Hospital Josep Trueta de Girona de Girona han ingresado tres personas heridas en los incidentes, dos de ellas en estado leve y una de ellas grave, según ha informado a Efe una portavoz de este centro sanitario.

Los dos heridos leves han sido dados de alta tras ser atendidos en el hospital y el herido grave permanecerá en observación aunque evoluciona favorablemente.

Fuentes de los colectivos convocantes de la manifestación de protesta han elevado a más de una treintena los heridos entre los manifestantes, entre ellos el joven que ha sido detenido.

Varios centenares de personas, muchas de ellas encapuchadas, han irrumpido en la plaza 1 de octubre de Girona, hasta hace poco llamada plaza de la Constitución, para tratar de boicotear el acto conmemorativo del aniversario de la Carta Magna convocado por el colectivo “Borbonia”, que se define como “un movimiento ciudadano que aúna a los vecinos de Gironacontrarios al movimiento independentista”, que ha recibido el apoyo de el PP y Vox.

La plaza estaba vallada desde anoche para evitar la irrupción en la misma de las manifestantes contrarios al acto conmemorativo y alrededor de una veintena de furgonetas de los Mossos d’Esquadra se encontraban hoy en ese lugar y sus aledaños para evitar enfrentamientos.

Al llegar a la plaza, los manifestantes han derribado las vallas situadas en un de los extremos para intentar acceder a la misma por la fuerza, momento en el que se ha producido la primera carga de los Mossos d’Esquadra.

Las fuerzas antidisturbios de los Mossos han establecido un cordón con agentes y furgonetas para separar a los dos grupos antes del comienzo del acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución.

La calma tensa que se ha vivido entonces se ha roto poco después por la irrupción en la zona en la que se encontraban los anticonstitucionalistas del empresario Álvaro de Marichalar, que ha sido increpado y ha tenido que ser protegido por la policía autonómica.

Cuando Marichalar era escoltado hacia la zona de la plaza en la que se encuentran concentrados los constitucionalistas se han producido nuevos enfrentamientos entre las fuerzas antidisturbios y los manifestantes.

Alrededor de doscientas personas, muchas de las cuales enarbolan banderas españolas, han asistido al acto, que ha concluido con los discursos de representantes de la entidad organizadora y de las formaciones que han dado su apoyo al acto.

Al término de los parlamentos, los asistentes a este acto se han disuelto sin que se produjeran nuevos incidentes mientras que algunos de los manifestantes que han tratado de impedirlo se han dirigido a la comisaría a la que ha sido trasladado el detenido para reclamar su puesta en libertad.