Fútbol

El exinternacional alemán Kiessling confiesa que su mujer le suplantó en algunos entrenamientos

"Te daban un reloj que te mide la frecuencia cardíaca y que almacenaba todo el ejercicio. Y como mi esposa es muy atlética, hizo algunas carreras con la pulsera de acuerdo a mis especificaciones"

El exfutbolista de la selección alemana Stefan Kiessling ha confesado que mintió en algunas pruebas físicas a lo largo de su carrera y que en algunas ocasiones era su mujer la que se ejercitaba en su lugar.

“Nunca hice el cien por cien de los ejercicios en los periodos de preparación. Ni una vez”, comentó el ex del Bayer Leverkusen a la publicación alemana Sport Bild. Sin embargo, el club de la Bundesliga nunca se percató porque su mujer estaba muy en forma y registraba los datos durante la pretemporada y el parón invernal.

“Te daban un reloj que te mide la frecuencia cardíaca y que almacenaba todo el ejercicio. Y como mi esposa es muy atlética, hizo algunas carreras con la pulsera de acuerdo a mis especificaciones. Lo hizo tan bien que nadie se dio cuenta”, señaló el exdelantero.

Kiessling, de 34 años, se retiró la temporada pasada tras 12 años en el Bayer Leverkusen y desde el 1 de octubre trabaja como asistente de Rudi Völler, el director deportivo de club.