Sánchez anuncia que llevará en enero al Congreso el proyecto de Presupuestos para 2019

El Consejo de Ministros aprobará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 en el mes de enero y lo remitirá el Congreso, ha anunciado este martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press, Sánchez ha confirmado que, a pesar de la debacle del PSOE en las elecciones andaluzas, su Gobierno sigue determinado a continuar la hoja de ruta que se fijó tras la moción de censura y eso incluye la aprobación de un nuevo proyecto de cuentas públicas, como adelantó este martes 'Libertad Digital'.

En las últimas semanas, Sánchez había sugerido que no presentaría los Presupuestos sin tener atados antes los apoyos necesarios para que salieran adelante o, al menos, para que pudieran tramitarse en el Congreso y no fueran tumbados en el primer debate de enmiendas a la totalidad.

Sin embargo, el Ministerio de Hacienda, capitaneado por su titular, María Jesús Montero, ha seguido trabajando en los últimos días para sumar al consenso alcanzado con Unidos Podemos en materia de Presupuestos al PNV y a ERC, por este orden.

Sánchez no ha confirmado si tiene comprometidos más apoyos al margen de Unidos Podemos. “Espero contar con esos apoyos, contamos ahora mismo con el de Unidos Podemos, esperamos contar con el del PNV y tendemos manos y puentes al resto de partidos”, ha señalado.

Admite la posibilidad de que no salgan

El jefe del Ejecutivo no ha descartado la posibilidad de que su proyecto de Presupuestos sea rechazado, pero en ese caso, los partidos que no los hayan apoyado “tendrán que explicarlo porque son unos Presupuestos que van a reconstruir el Estado de Bienestar”.

“Tendrán que explicar a sus ciudadanos por qué no quieren recuperar el subsidio al desempleo para mayores de 52 años, la cotización a la Seguridad Social de las cuidadoras de los dependientes o por qué no aumentar el presupuesto en ciencia, educación o dependencia”, ha incidido.

Preguntado si adelantará las elecciones generales en caso de no sacar adelante los Presupuestos, Sánchez ha admitido que en ese escenario “evidentemente el Gobierno de España tendrá que replantearse muchas cosas”. “Pero desde luego lo que haremos será aprobar a través de reales decretos leyes algunas cuestiones que estarán en esos Presupuestos y que consideramos que es importante aprobar en beneficio de la mayoría social de nuestro país”, ha señalado.

De aquí a final de año, Sánchez ha confirmado que el Gobierno aprobará el aumento del Salario Mínimo Interprofesional a los 900 euros y este mismo viernes el Consejo de Ministros aprobará un plan de empleo juvenil con movilización de recursos de hasta 2.000 millones de euros en los próximos tres años.

Mantiene los planes de exhumación de Franco

En la misma entrevista, Sánchez ha asegurado  que la decisión del Tribunal Supremo de tramitar el recurso de los familiares de Francisco Franco para evitar su exhumación del Valle de los Caídos no modifica sus planes y ha garantizado que esa exhumación será una realidad en 2019.

El presidente ha considerado que era “previsible y lógico” que se pudiera aceptar ese recurso dentro del proceso garantista que se está desarrollando debido a que se vive en España en un estado social y democrático de derecho.

“La familia tiene todo el derecho del mundo a recurrir, como está haciendo, todos y cada uno de los pasos de este procedimiento administrativo, pero el año 2019 (…) vamos a hacer algo muy importante para este país y para el mundo, de lanzar un mensaje inequívoco de compromiso de este país y de esta sociedad con la democracia”, ha añadido.

Por eso ha insistido en que no se van a ver afectados los planes del Gobierno, que ha dicho que está siguiendo un proceso administrativo y tiene muy claro que se va a proceder a la exhumación del dictador y su reinhumación en un lugar que no será la Catedral de la Almudena.

Al plantearle si el proceso de exhumación de Franco puede haber dado alas a la extrema derecha ha señalado que “cada cual puede decir lo que quiera”, pero ha recalcado que esa ideología siempre ha existido en España.

A su juicio, el problema es que existe un liderazgo “muy débil” en el PP y hay personas que han encontrado en el líder de VOX, Santiago Abascal, un referente que no tienen en el presidente del PP, Pablo Casado.

“Apoya” a Susana Díaz pero pide “reflexión”

Sánchez también ha dado a la andaluza Susana Díaz todo su apoyo para que intente ser investida presidenta: “Susana Díaz tiene mi apoyo para intentar, hasta las ultimas consecuencias, ser la presidenta de Andalucía. Al mismo tiempo, como secretario general del PSOE, ha pedido a los socialistas andaluces que “reflexionen en los órganos deliberativos sobre cuáles son las cuestiones que tenemos que hacer mejor para recuperar los 400.000 votantes que se han quedado en casa”.

Sánchez, que ha analizado esta mañana con la ejecutiva del PSOE los resultados de las elecciones andaluzas de hace dos días, se ha mostrado preocupado por la gobernabilidad de Andalucía y ha destacado que, aunque “las derechas suman, no sabemos muy bien para qué”, y ha criticado que ya se estén “repartiendo consejerías”.

A su juicio, dos fuerzas políticas como el PP y Cs que se autoproclaman proeuropeas no pueden basar su gobierno en una fuerza antieuropeísta como Vox.

En esa línea, ha lamentado que, mientras que la derecha europea se vanagloria de no pactar con la ultraderecha y tiene líderes con el “suficiente cuajo” para ello, en España el PP y Cs estén dispuestos a hacerlo “sin pudor”.

Además, ha alertado a los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera de que “se equivocan si creen que Vox se va a moderar”, porque lo que ocurrirá, en su opinión, es que ellos “se van a radicalizar y el espacio de la moderación en el centro derecha va a desaparecer por ese arrastre”.

Además de pronosticar cómo Vox “va a inocular de extrema derecha los planteamientos del PP y Cs”, el presidente ha recalcado que estos tendrán que “explicar muy bien que van a pactar con Vox” y les ha planteado si van a sacar del sistema de salud pública la cobertura de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y si van a derogar la ley de violencia de género en Andalucía.

En su análisis de los resultados electorales, ha destacado que la baja participación registrada, por debajo del 50 %, explica la fuerza con que ha irrumpido Vox en el parlamento andaluz, y que también su irrupción se debe a la “fragilidad en el liderazgo del PP”.

Sánchez ha vinculado además el respaldo electoral de Vox a un “voto de protesta” y ha llamado a combatir los postulados de la ultraderecha “con argumentos” y con una “movilización” de la España serena, moderada y europeísta.

Sobre si su relación con los independentistas catalanes ha podido ser una de las causas de la debacle de Susana Díaz, Sánchez lo ha descartado: “los ciudadanos responden a la pregunta que se les plantea en unas elecciones y, después de 40 años de democracia, la gente sabe perfectamente qué es lo que vota en cada proceso electoral”.