Sánchez pide a Torra no perder las formas al negarse a verle el 21 diciembre en Barcelona

El presidente del Gobierno garantiza que los dirigentes independentistas que están en prisión tendrán un juicio justo y ha rechazado la iniciativa de iniciar una huelga de hambre

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha instado este sábado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, a no "perder las formas" después de que haya descartado reunirse con él el 21 de diciembre en Barcelona con motivo del Consejo de Ministros que va a presidir allí.

Sánchez ha lanzado ese mensaje a Torra en la conferencia de prensa que ha ofrecido al término de su participación en la cumbre del G20 de Buenos Aires.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado que ante el próximo 21 de diciembre hay varias certezas. La primera de ellas ha dicho que es que el Gobierno va a cumplir con su palabra y va a celebrar un Consejo de Ministros en Barcelona. A renglón seguido ha señalado que también existe la certeza de que esa reunión va a ser importante y va a debatir medidas relevantes para la sociedad catalana.

Tras ello ha asumido que tiene diferencias con Torra respecto a la solución política que hay que dar a la crisis catalana.

"Pero lo que no podemos perder son las formas", ha resaltado el jefe del Gobierno después de que Torra haya descartado reunirse con él y le haya propuesto que se desplace expresamente otro día a Barcelona para mantener esa entrevista.

Por otra parte, el presidente del Gobierno, ha garantizado que los dirigentes independentistas que están en prisión tendrán un juicio justo y ha rechazado la iniciativa de algunos de ellos de iniciar una huelga de hambre.

Sánchez se ha referido a la decisión del expresidente de la ANC y diputado de JxCat, Jordi Sànchez, y del también diputado y exconseller Jordi Turull, de iniciar una huelga de hambre, en la cOnferencia de prensa que ha ofrecido al término de la cumbre del G20.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en su mensaje a los dirigentes independentistas de que no se debe politizar la justicia ni judicializar la política.