Acuerdo en el Congreso para acelerar la Ley de bebés robados

PSOE, Unidos Podemos, ERC y el Grupo Mixto piden que la Cámara Baja tramite por vía de urgencia la Ley de bebés robados

Las formaciones políticas que registraron en el Congreso la proposición de ley para acelerar la investigación de casos de niños robados -PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias- han vuelto a unirse para reclamar que la Cámara tramite su iniciativa por la vía de urgencia, es decir, reduciendo todos los plazos a la mitad de tiempo, lo que facilitaría su aprobación en el primer semestre de 2019.

Según aseguran fuentes parlamentarias, la petición está firmada por PSOE, PDeCAT, ERC, Compromís, Eh Bildu y Nueva Canarias, mientras que PP y Ciudadanos han decidido no hacerlo porque “no tiene sentido al no haber registrado la ley“, pero, según ellos, Unidos Podemos ya anticipa que les han trasladado su apoyo en la votación cuando el escrito llegue a la Mesa del Congreso.

El reglamento del Congreso permite que, a petición del Gobierno, de dos grupos parlamentarios o de una quinta parte de los diputados, la Mesa del Congreso puede acordar que un asunto se tramite por procedimiento de urgencia, esto es, reduciendo a la mitad los tiempos de la tramitación.

Los de Pablo Iglesias quieren que la Ley de bebés robados, que fue tomada en consideración por el Pleno de la Cámara el pasado 20 de noviembre, salga adelante “lo más rápido posible”. “El objetivo es conseguir, con el procedimiento de urgencia, cerrar el plazo de enmiendas antes de que termine el año, ya que enero es un mes inhábil en el Congreso“, ha explicado el grupo confederal.

La toma en consideración de esta norma fue apoyada por todos los grupos en el Congreso. Impulsada por las asociaciones de víctimas de esta trama y presentada en la Cámara por Unidos Podemos, recoge la creación de una Policía y Fiscalía especial para los casos de bebés robados, así como un banco de AND y la obligación de que se facilite el acceso a archivos de la época, incluidos los de la Iglesia, a todos los considerados como víctimas.