El Santiago Bernabéu acogerá la final de la Libertadores entre River y Boca

La CONMEBOL, después de que el Gobierno español haya dado el visto bueno, confirma que será el domingo 9 de diciembre

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores se disputará finalmente en el Santiago Bernabéu. El presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, ha confirmado este jueves que el encuentro entre River Plate y Boca Juniors, se jugará en el en el estadio Santiago Bernabéu el domingo 9 de diciembre.

El máximo organismo rector del fútbol sudamericano puso fin así a días de incertidumbre respecto al duelo suspendido la semana pasada por incidentes violentos en Buenos Aires. Esta semana, la propia CONMEBOL había dicho que ese River-Boca se jugaría fuera de Argentina por falta de garantías para la seguridad, pero sin especificar la ciudad.

“La elección de la administración es que este partido se va a disputar con ambas hinchadas en la ciudad de Madrid, en el estadio Santiago Bernabéu (…) el domingo 9 a las 20:30 (hora local)”, ha dicho este jueves Alejandro Domínguez, en una conferencia de prensa en las afueras de Asunción (Paraguay).

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha garantizado que se hará con todas las garantías de seguridad. Además, ha añadido que Madrid está acostumbrado a celebrar este tipo de eventos y ha recordado que Madrid acoge el año que viene la final de la Champions League.

Este partido entre los dos principales equipos de Argentina fue suspendido el pasado fin de semana después de que se produjesen incidentes violentos protagonizados por hinchas radicales. El partido de ida, celebrado en La Bombonera, terminó con 2-2.

Domínguez ha admitido este jueves que la idea de jugar en el Bernabéu surgió “de una conversación con Florentino Pérez” y con la venia del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, y del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

“En confianza, fue en una conversación con Florentino Pérez con la pregunta de un amigo si esta opción era viable o no. La respuesta no solo fue que sí era viable, sino que además se nos ponía a disposición el Bernabéu a coste cero“, comentó Domínguez en el programa ‘El Larguero’ de la Cadena SER.

“Todo lo que se recaude de este partido será para cubrir costos. Y lo que sobre se destinará a un fondo que trabaje en erradicar la violencia en el fútbol sudamericano“, aseguró el máximo mandatario de la CONMEBOL, organismo que el pasado sábado había suspendido el duelo River-Boca por varios incidentes contra el autobús de los ‘xeneizes’.

Además, Domínguez habló sobre dónde y cuándo entrenará cada equipo a su llegada a la capital española. “Hay gente de la CONMEBOL que ya está trabajando en Madrid sobre ese punto. Todos los detalles de la organización se darán a conocer en las próximas horas y después a la opinión pública”, indicó.

Todo esto fue organizado en tiempo récord. La cantidad de gente que haya dependerá de la decisión de la Policía; nosotros vamos a seguir estrictamente lo que proponga la Policía y el manejo de seguridad, y lo que ambos clubes dispongan también. Y el resto de gente serán amantes del fútbol”, afirmó. “Va a haber un sector del estadio destinado para hinchas de ambos clubes; separados, por supuesto”, aseveró.

Quiero agradecer una vez más a su presidente, Pedro Sánchez, y también a Luis Rubiales; y al presidente Florentino Pérez, un gran abrazo y reconocimiento para él. Y, por supuesto, también para Gianni Infantino, que ha entendido que esto es un caso excepcional y que no buscamos que la Libertadores salga de su territorio”, concluyó Domínguez.

La CONMEBOL, organizadora del torneo, anunció el pasado martes que la vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se disputaría entre el 8 y 9 de diciembre en una sede aún por definir, recomendando que el estadio en la que se disputase el encuentro estuviese fuera de Argentina. Sin embargo, nadie esperaba esta resolución que lleva hasta la capital una final histórica y que convierte a Madrid en la capital del fútbol, sin olvidar que la final de la Champions de 2019 se disputará también en la capital de España, en el Wanda Metropolitano.

En una carta remitida por el presidente de la CONMEBOL a los presidentes de Boca Juniors, Daniel Angelici, y de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, el mandatario destacó que los actos violentos ocurridos el pasado fin de semana en el estadio Monumental de Buenos Aires, donde iba a disputarse el duelo de vuelta, hacen que sea mejor acabar la final en otro país.

“Conforme a los hechos de violencia ocurridos en la ciudad de Buenos Aires el 24 de noviembre, los cuales pusieron en riesgo la seguridad de los jugadores, oficiales y aficionados, incluso con hechos delictivos que las autoridades de la República Argentina se encuentran aún investigando, resulta prudente que el partido final no se juegue en dicho país”, pidió Domínguez.

RELACIONADO