Admitida a trámite la demanda contra Miguel Bosé presentada por su expareja

La demanda fue presentada por Nacho Palau el pasado mes de octubre "en defensa de los derechos e intereses de sus hijos"

La demanda interpuesta por Ignacio Palau contra su ex compañero sentimental, el cantante Miguel Bosé, ha sido admitida a trámite, según ha informado el despacho de abogados valenciano Ortolá Dinnbier, especializado en asuntos de familia.

En un comunicado, el despacho ha recordado que la demanda fue presentada el pasado 17 de octubre ante la jurisdicción civil “en defensa de los derechos e intereses de sus hijos” tras veintiséis años de relación.

El despacho ha señalado que, en concreto, Ignacio Palau pide “acciones de filiación paterna no matrimonial con fundamento en la posesión de estado“, así como una “acción acumulada para el establecimiento de medidas paternofiliales de hijos no matrimoniales”.

La demanda también exige una “acción subsidiaria para el reconocimiento y fijación de un derecho de relación de allegados“, y solicita “medidas cautelares para el establecimiento urgente de visitas y alimentos”.

Asimismo, el despacho indica que se ha iniciado la reclamación en el orden social para obtener “el reconocimiento y la determinación” de los derechos que le correspondan a Ignacio Palau a causa de su contratación en “sociedades participadas y administradas” por Miguel Bosé.

La demanda se presentó el mes pasado “tras la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con Miguel Bosé Dominguín durante más de veintiséis años”, y tras “fracasar las negociaciones previas que en su evitación se han venido desarrollando”, según el comunicado que se remitió entonces a los medios de comunicación.

Bosé, que ha vendido más de 30 millones de discos y cuenta con más de 70 éxitos que han sido número uno en Europa y América, reside desde hace poco en México, adonde se mudó tras vivir cuatro años en Panamá, y ha mantenido un discreto bajo perfil y no se ha dejado ver públicamente.

En una reciente entrevista con Efe, el español confirmó que su traslado a México responde a razones “de familia y trabajo” y aseguró: “Cerré todo lo que tenía en Madrid y me mudé al continente americano; aquí me paso nueve meses al año, mis hijos ahora me necesitan y por esa razón estoy aquí”