La inflación industrial se modera al 4,5% en octubre por la energía

Se trata del mayor incremento registrado en un mes de octubre desde el año 2011

El índice de precios industriales (IPRI) registró un incremento interanual del 4,5 % en octubre, ocho décimas por debajo del crecimiento registrado en septiembre, lastrado por el menor encarecimiento de la energía derivado del descenso de precios de la electricidad.

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se trata del mayor incremento registrado en un mes de octubre desde el año 2011.

Como ha ido ocurriendo en los meses anteriores, la energía fue el sector con mayor influencia en la inflación industrial de octubre, con un incremento de la tasa anual del 13 %, cuatro puntos menos que el mes anterior.

El comportamiento a la baja de la electricidad no pudo compensarse por el mayor encarecimiento del refino de petróleo o por el aumento de precios de la producción de gas, que cayeron un año antes.

Sin tener en cuenta la influencia de la energía, los precios industriales aumentaron el 1 % interanual en octubre, una décima más que el mes anterior, de forma que se sitúa tres puntos y medio por debajo del índice general.

Los precios de los bienes intermedios aumentaron el 2,5%, una décima menos que un mes antes, debido al abaratamiento de la fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias, así como a la fabricación de equipo eléctrico.

Al alza de los precios industriales tiraron los de los bienes de consumo no duradero, que moderaron una décima su caída (hasta el 0,7 %), pese al mayor abaratamiento del procesado y conservación de carne y productos cárnicos.

Por lo que se refiere a la tasa mensual de los precios industriales, en octubre se mantuvieron estables, si bien los bienes intermedios registraron un incremento del 0,2 % por el encarecimiento de la producción de metales preciosos y otros no férreos, así como de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.

Los sectores con repercusión negativa en tasa mensual fueron la energía, por el descenso de la electricidad y pese al alza del petróleo y gas, y los bienes de consumo no duradero, por la bajada del procesado y conservación de carne y la fabricación de bebidas.

Según el INE, la tasa anual del IPRI disminuyó en octubre en todas las comunidades autónomas, excepto en el País Vasco, donde se incrementó siete décimas.

Los mayores descensos se produjeron en Canarias (6,7 puntos menos hasta crecer el 6,7 %), Baleares (6,6 puntos menos hasta una tasa del 5,8 %) y Asturias (5,3 puntos menos hasta el 1,4 %).