Portavoz de los obispos españoles

Argüello pide sacerdotes "enteramente varones y, por tanto, heterosexuales" y después rectifica

Matiza que se refería que la Iglesia admite a homosexuales "o quienes sostienen la así llamada cultura gay"

El secretario general y portavoz de los obispos españoles y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, ha pedido candidatos al sacerdocio "enteramente varones y, por tanto, heterosexuales" y después ha rectificado asegurando que no ha querido decir que los homosexuales no sean "perfectamente varones".

"Nosotros en nuestra comprensión del ministerio admitimos a diáconos permanentes que sean hombres casados pero en el presbiterado como en el episcopado pedimos varones célibes y dentro de esta configuración de varones célibes pedimos también que se reconozcan y sean enteramente varones y, por tanto, heterosexuales", aseguraba Argüello, este viernes 23 de noviembre durante su segunda comparecencia ante los medios como nuevo secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Así lo manifestaba al ser preguntado por cómo va a conjugar la Iglesia Católica la prohibición de los seminarios de admitir a personas homosexuales con las leyes autonómicas contra la LGTBfobia. Si bien, dos horas y media después de su declaración, la CEE ha enviado un "audio de rectificación" del obispo.

"Pedir disculpas por si la expresión que he utilizado en el contexto de la pregunta que se me hizo, ha podido molestar a algunas personas. Yo no quiero decir que los varones homosexuales no sean perfectamente varones, lo que yo he querido expresar con esta frase poco afortunada era algo más amplio", señala.

El prelado ha aclarado que lo que ha querido expresar es que la Iglesia pide candidatos "de sexo varón, de género varón" pero cuya "tendencia sexual no sea de atracción por el mismo sexo" sino que sea "lo que la corporalidad masculina puede llevar consigo". En todo caso, ha insistido en que "por supuesto" los hombres homosexuales son "perfectamente varones".

Así, el obispo ha modificado la forma de su declaración aunque no el fondo de la misma, es decir, que la Iglesia no puede aceptar candidatos al sacerdocio homosexuales.

Según la Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis 'El Don de la Vocación Presbiteral' del Vaticano --sobre la cual los obispos españoles han trabajado esta semana para adaptarla a la realidad española--, "la Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas, a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay".

El sentimiento como categoría jurídica y el cambio de sexo

En relación a las leyes contra la LGTBfobia, el portavoz de los obispos ha reclamado el derecho de la Iglesia católica a hacer una propuesta "antropológica" y ha pedido que un sentimiento no se eleve a "categoría jurídica" para pedir un cambio de sexo.

"Se ha elevado a categoría jurídica el sentimiento, en un decreto de la Dirección General de Registros y del Notariado del mes pasado, a la hora de poder cambiar de sexo y de ir al Registro y decir 'ya no me llamo Antonio sino que a partir de ahora me llamo Mari Pili o Antonia', la categoría es el sentimiento", ha añadido.

A su juicio, el "sexo sentido" no debería ser suficiente para hacer algo "tan serio" como cambiar de sexo. En todo caso, también ha indicado que deben "respetar la situación personal" de cada persona y que reconocen "el sufrimiento de muchas personas que ha de ser atendido". No obstante, también ha pedido reconocer "lo que muchos psiquiatras dicen: que muchas situaciones que se producen a los 4 ó 5 años pueden luego, con la evolución de la persona, situarse".

Además ha comparado este caso con la situación política en España y en Cataluña. "Pensemos en la situación política de España, en nuestras tensiones como nación y como nacionalidades ¿Es el sentimiento la categoría jurídica que puede fundamentar la decisión gorda de cambio sexo o la decisión tan importante de cambiar de configuración del Estado?", se ha preguntado.

"Subrayado especial" sobre los abusos

En relación con la formación de los candidatos al sacerdocio, Argüello también ha indicado que en el nuevo plan de formación que están preparando los obispos para los seminarios mayores, se hace un "subrayado especial" sobre la formación de los seminaristas para prevenir los casos de abusos.

Precisamente, el pasado mes de octubre, la Conferencia Episcopal Española anunció la creación de una Comisión para actualizar los protocolos contra los casos de abusos en el seno de la Iglesia y el portavoz de los obispos ha indicado que los prelados han dialogado sobre esto y han recogido muchas de las iniciativas de diversas diócesis españolas.

"Ser mileurista hoy no está mal"

Preguntado por la situación económica de los sacerdotes, el secretario general de la CEE ha deseado que haya "sacerdotes mileuristas" pues considera que actualmente, cobrar esta cantidad en estos momentos "no está mal".

"Que ese deseo de que un sacerdote sea un buen mileurista pueda cumplirse. Decir mileurista hace diez años era decir una situación muy difícil pero decir mileurista hoy después de que la salida de la crisis se haya resuelto con una disminución de derechos laborales y de posibilidades económicas, ser mileurista no está mal", ha puntualizado.

En cuanto a los sacerdotes jubilados que cobran de media 500 euros de pensión, el obispo ha explicado que las diócesis complementan esta pensión con algunas ayudas para que el sacerdote siga obteniendo unos recursos similares a los que recibía en su vida activa. También tienen residencias para facilitar la atención en situaciones de dependencia.

Reunión en diciembre entre Argüello y Celaá

Por otro lado, el portavoz de los obispos españoles se ha referido en rueda de prensa a la reunión que mantendrán el próximo 3 de diciembre con la ministra de Educación, Isabel Celaá, para abordar la reforma de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Al encuentro acudirá el nuevo secretario general de la CEE, Luis Argüello, según ha confirmado a Europa Press la CEE.

Argüello ha precisado que a los obispos no solo les preocupa la clase de Religión o las escuelas concertadas sino "la educación en toda su dimensión", también "lo que ocurre en la escuela pública".

En cualquier caso, ha apuntado que durante la reunión con Celaá harán llegar las "inquietudes" sobre la clase de Religión y la escuela concertada, pero también sobre la importancia de las Humanidades y de la Filosofía, "todo aquello que pueda hacer que en medio de las nuevas tecnologías tan potentes, el sujeto, la conciencia, los valores y las virtudes tengan un territorio".

La exención del IBI "tiene lógica"

Por otro lado, Luis Argüello ha defendido la exención del pago del IBI a la Iglesia. "Parece que tiene lógica esa exención puesto que la política de exenciones fiscales tiene la finalidad de promover determinadas actividades", ha subrayado. En todo caso, se ha mostrado dispuesto a dialogar con el Gobierno.

En este sentido, el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, se ha remitido a la Ley de Mecenazgo y ha indicado que se puede valorar si esos beneficios fiscales son adecuados o no aunque, a su juicio, están "aportando valor", como por ejemplo, los centros de asistencia social de Cáritas.