Rosario Porto, madre de Asunta, intenta suicidarse en la ducha de prisión

La condenada por el asesinato de su hija utilizó el cordón de una sudadera para ahorcarse, pero sus gritos dieron la voz de alarma

Rosario Porto, la mujer que cumple una condena de 18 años de cárcel por el asesinato de su hija adoptiva Asunta Basterra en la prisión de A Lama, en Pontevedra, intentó suicidarse en la ducha empleando el cordón de una sudadera. Según informa 'El Español', es la tercera vez que trata de suicidarse en las últimas semanas y si no ha llegado a hacerlo es, en palabras de los representas sindicales, gracias a los funcionarios.

Al parecer, Rosario llevaba varios días sin ducharse, algo extraño en ella, y los funcionarios le llamaron la atención por ello. Entonces se dirigió a la ducha y poco después de entrar en la misma comenzó a gritar llamando a la interna que tiene asignada para que precisamente no se autolesione.

Los funcionarios fueron en su búsqueda al escuchar su llamada de auxilio y la vieron prácticamente colgada de la ducha con el cordón, que tenía atado al cuello. Tras este suceso, la llevaron a la enfermería para atenderla.

Según informa otro diario, 'La Voz de Galicia', la cárcel ha cambiado a la interna que la vigilaba y ha elevado el nivel del protocolo antisuicidios, por lo que ahora estarán más pendientes todavía de ella.

Desde los sindicatos aseguran que este tipo de cosas pasan en la cárcel de A Lama por la escasez de efectivos y por ello, entre otras cosas, se van a manifestar este martes. Esta protesta se enmarca dentro de la huelga de funcionarios de prisiones, que piden mejoras salariales, pero también más personal.

El pasado mes de septiembre se cumplieron cinco años de la desaparición y posterior hallazgo del cadáver de Asunta Basterra, un hecho que forma parte de la crónica negra de España y por el que fueron condenados sus padres adoptivos, la ya citada Rosario Porto y Alfonso Basterra.