Jueces y fiscales mantienen su pulso a Delgado en la segunda huelga del año

La asociaciones de jueces y fiscales han instado este lunes al Ministerio de Justicia a negociar sus peticiones de mayor independencia, más medios y mejoras retributivas tras la segunda huelga de ambas carreras en un año, un paro con menos seguimiento en esta ocasión, pero que interpretan como un éxito. Según las cifras de las siete asociaciones convocantes, a las 17.00 horas habían comunicado su adhesión a la protesta 3.234 jueces (el 60,9 %, frente al 65 % de mayo) y 973 fiscales (el 38,88, frente al 52% de hace seis meses).

Por su parte, el Consejo General del Poder Judicial ha señalado que 2.559 jueces han informado a sus respectivos tribunales superiores de justicia de que secundaban la huelga (el 46,88 %, frene al 55,6 % de mayo), mientras que, según la Fiscalía General del Estado, 1.004 fiscales (el 40,59 %) han comunicado su participación en el paro.

Hace seis meses la ahora ministra de Justicia, Dolores Delgado, se sumó a las movilizaciones como fiscal y este lunes las asociaciones le han instado a defender desde el Gobierno las mismas reivindicaciones.

El reciente acuerdo entre el PP y PSOE para renovar a los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) les ha dado nuevos argumentos: “Hoy más que nunca tenemos que salir a defender el Estado de derecho y la separación de poderes”, ha subrayado la jueza decana de Madrid, María Jesús del Barco, encargada de leer un manifiesto conjunto ante los juzgados de Plaza de Castilla.

La huelga ha obligado a suspender al menos 3.500 actuaciones judiciales, según el CGPJ, pero el día se ha complicado aún más en los juzgados por el paro de los funcionarios de prisiones, cuyos piquetes a las puertas de los centros penitenciarios han impedido el traslado de presos para los juicios.

Las asociaciones de jueces y fiscales han alertado de que el pacto del PP y el PSOE para que Marchena sea presidente del CGPJ antes de que sean elegidos los vocales que deben nombrarlo es “un nuevo episodio en el permanente cuestionamiento del Estado de derecho”, que se produce además “en el marco de una situación insostenible en la carrera judicial y fiscal”. Han vuelto a pedir así que los doce vocales de extracción judicial del CGPJ sean elegidos por los propios jueces y magistrados, convencidos de que la intervención de las fuerzas políticas “va a generar siempre dudas sobre la independencia de la justicia”.

Y han reclamado de nuevo más inversiones y medios materiales, la derogación de los plazos máximos de instrucción, cargas de trabajo saludables, creación de nuevas plazas y recuperación de los niveles salariales y de los permisos y licencias recortados durante la crisis.

Los presidentes de los 17 tribunales superiores de justicia han mostrado este lunes su solidaridad con la huelga, aunque han explicado que no podían sumarse a ella por ser los máximos responsables del Poder Judicial en cada comunidad autónomas, y han ratificado su apoyo a las “justas y legítimas reivindicaciones” de un sector “con graves carencias crónicas”.  También han suscrito en comunicado de apoyo una treintena de jueces del Tribunal Supremo, aunque sólo 6 han secundado el paro.

La jueza decana de Madrid ha confiado en que Delgado exija al Consejo de Ministros y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo que exigía en mayo a quienes entonces gobernaban, recordando que la huelga de hace seis meses se produjo con Mariano Rajoy en la Moncloa y con Rafael Catalá al frente de Justicia. Este lunes Delgado se encontraba en Estrasburgo, participando en el Foro Mundial de la Democracia organizado por el Consejo de Europa.

Sobre la mesa del Ministerio tendrá al llegar las cifras de la huelga recopiladas por el CGPJ y la Fiscalía General del Estado, ya que les instó a remitir los datos para detraer de los salarios la jornada de paro, algo que hasta ahora no se había hecho porque no está regulado el derecho a la huelga de jueces y fiscales.

Su huelga de este lunes se une a la protestas protagonizadas la pasada semana otros compañeros de juzgado: los letrados judiciales pararon dos horas para pedir mejoras salariales y el viernes celebraron una huelga los funcionarios de la administración de Justicia para rechazar la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial al considerar que abre la puerta traslados forzosos.

RELACIONADO