Sánchez ve razonable el acuerdo del Brexit y Borrell achaca al PP el fracaso de la cosoberanía en Gibraltar

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha calificado de "razonable" el acuerdo alcanzado entre la Unión Europea (UE) y el Gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, para hacer efectivo el "brexit". Sánchez se ha referido a este acuerdo a su llegada a un acto en el centro de formación de la Cooperación Española en la localidad guatemalteca de Antigua en el marco de la XXVI cumbre iberoamericana que se celebra en esa localidad guatemalteca. Más explícito ha sido el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que ha achacado al PP la responsabilidad de que no prosperara la propuesta de la cosoberanía para Gibraltar.

La Unión Europea y el Reino Unido han alcanzado “progresos decisivos” en las negociaciones del “brexit” y Bruselas considera que el pacto sobre la ruptura británica con el bloque comunitario “puede darse por concluido”, aunque todavía debe aprobarse en parlamentos como el de Westminster o la Eurocámara. La retirada británica de la UE está prevista para el 29 de marzo de 2019. Para Borrell, el acuerdo es “bueno” y “un paso al frente positivo”.

Borrell, en declaraciones tras la presentación del Programa Iberoamericano de Derechos de Personas con Discapacidad, ha rechazado las críticas del PP relativas a la situación en la que quedaría Gibraltar tras la salida del Reino Unido de la UE y ha subrayado que el Ejecutivo que preside el socialista Pedro Sánchez ha conseguido que en el acuerdo del “brexit” haya un protocolo anexo al Tratado que regula ese asunto en concreto. Es “la primera vez que en los textos de la Unión se incorpora un acuerdo” con España “sobre cómo abordar la situación de Gibraltar”, ha dicho el ministro, antes de añadir que la semana próxima se van a negociar además unos memorandos adicionales.

“No veo dónde está el fracaso”, ha afirmado Borrell aludiendo a esas críticas que se le hacen desde la oposición, antes de recordar que, con el anterior Gobierno del PP, el entonces ministro de Exteriores José Manuel García Margallo propuso la cosoberanía del Peñón, pero “los británicos dijeron que no estaban dispuestos a negociarla”. “Esto hubiera facilitado que Gibraltar no saliese de la Unión, pero Margallo no consiguió que esa propuesta prosperara y yo recibí una situación en la que eso ya había quedado atrás” y “teníamos que negociar de la forma más ordenada posible la salida de Gibraltar de la UE”, ha argumentado el jefe de la diplomacia española. Borrell ha recordado que “uno no puede convertir sus fracasos en críticas a los demás”.

En términos generales, Borrell ha calificado el pacto preliminar entre Londres y Bruselas de “un paso al frente positivo”, un “buen acuerdo” que “mantiene la integridad del mercado único”, evita “una salida desordenada” del Reino Unido del bloque comunitario. También ha considerado que y garantiza el marco financiero plurianiual de la UE, “porque el Reino Unido va a tener que aportar 45.000 millones de euros”.

El jefe de la diplomacia española espera que la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, “consiga el apoyo de su Parlamento”, pese a que no va a poder contar para ello con los laboristas y “probablemente” haya más dimisiones de ministros de su Gobierno, tras las que ya se han producido. Y es que tras el anuncio de ese preacuerdo han dimitido varios ministros del Gobierno conservador británico, además de que se han producido turbulencias en los mercados financieros que han ocasionado pérdidas a la libra y a los bancos del Reino Unido. May, por su parte y ante las numerosas críticas en su país, reclamó este jueves la “unidad” para que su Ejecutivo defienda el preacuerdo e indicó que si el Reino Unido lo rechaza, el país se enfrenta a “consecuencias” desconocidas.

RELACIONADO