Fatigas, jaquecas y menor productividad: los efectos de trabajar en un espacio tóxico

Se ha demostrado en varios estudios que mejorando la calidad del aire interior mejora la salud de los empleados y se incrementa la productividad. Aún así, los estándares de calidad establecidos por la legislación vigente no tienen en cuenta el concepto de productividad - se considera una mera obligación legal en lugar de un modo de mejorar el rendimiento de los trabajadores – y en cuestión de tóxicos y radiaciones artificiales, se dan casos de aumento de tasas de estrés o enfermedades por debajo de los límites legales.

PP, Podemos y Cs apoyan incluir a las 'kellys' en el cuadro de enfermedades profesionales

PP, Unidos Podemos y Ciudadanos han mostrado su apoyo este miércoles en el Congreso para respaldar una proposición no de ley defendida por el PSOE para reconocer las dolencias propias del trabajo de camareras de piso, las conocidas como 'kellys', en el cuadro de enfermedades profesionales. Así, la iniciativa defendida este miércoles en la Comisión […]

La economía alemana se contrae por primera vez en tres años

La economía de Alemania registró en el tercer trimestre del año una contracción del 0,2%, frente a la expansión del 0,5% en los tres meses anteriores, lo que supone el primer retroceso del PIB desde el primer trimestre de 2015, como consecuencia de la caída de las exportaciones en el contexto de la guerra comercial desatada por EEUU, según ha informado la Oficina Federal de Estadística, Destatis.