Motivo del almuerzo de ayer

Rajoy exigió a Casado el cese de Cospedal

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy exigió al actual líder del Partido Popular Pablo Casado el cese de la exsecretaria general de la formación María Dolores de Cospedal, después de la polémica generada por la difusión de las grabaciones del excomisario José Manuel Villarejo. Ése fue el motivo del almuerzo que ambos celebraron ayer en las cercanías de la sede del partido en la calle Génova y el principal tema de la conversación entre ambos.

Aunque Rajoy quería mantenerse alejado de la vida política y prefería no interferir en el día a día de los populares, al exlíder del PP le molestó sobremanera escuchar cómo en reiteradas ocasiones Cospedal justificaba públicamente ante los medios sus conversaciones con Villarejo explicando que “no tenía nada que ocultar”, dando a entender que la dirección del partido estaba al tanto de todos sus movimientos.

El 5 de noviembre se hizo pública la conversación del 22 de julio de 2009, -fecha en la que Rajoy todavía no era presidente-, entre Ignacio López del Hierro, marido de Cospedal, y el comisario Villarejo, y Cospedal había dejado ya la secretaría general del partido, pero no su escaño.

Las grabaciones de Moncloa.com, en las que Del Hierro trasladaba  a Villarejo que “el jefe” de Cospedal “estaba de acuerdo” con el plan (“Sí, su jefe está de acuerdo con esta línea de actuación”) fue el golpe de gracia para Cospedal.

Aunque en principio, sobre esta última grabación, Casado se limitó a afirmar que no comentaba “conversaciones privadas” que no podía “certificar que son ciertas”, la petición de su antecesor en el cargo de entregarle en bandeja de plata la cabeza de Cospedal habría sido atendida con celeridad por Casado, quien habría forzado a dar definitivamente un paso al costado por Cospedal, quien finalmente abandona la política “por el bien del partido”.

Rajoy, agradecido, almorzó este lunes con Casado, quien bien podría tratar de pedirle la devolución del ‘favor’ con alguna intervención del expresidente en las próximas campañas andaluzas, algo que parecía poco probable hace algunas semanas.