Urkullu espera que ‘la actitud de la Abogacía del Estado facilite la situación’ de los presos

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado no sentirse "nada satisfecho" con la acusación de la Abogacía del Estado a los líderes del 'procés', si bien ha esperado que "la actitud de haber entendido que no hubo una rebelión facilite la situación" de los dirigentes independentistas catalanes que actualmente se encuentran en prisión preventiva.

En declaraciones en Argentina, donde se encuentra en viaje oficial, el presidente vasco se ha pronunciado de este modo en relación a las informaciones que indican que la Abogacía del Estado pedirá condenas para los líderes del ‘procés’ independentista en Cataluña por delitos de sedición y malversación de caudales públicos, descartando el de rebelión.

El lehendakari ha afirmado no sentirse “nada satisfecho” con una acusación de sedición y malversación. Urkullu ha reiterado que “nunca” debería haber “judicialización de la vida política” y, según ha añadido, “menos cuando estamos hablando de procesos que inciden en la convivencia social”.

El presidente vasco ha dicho entender “la contextualización” de la Abogacía del Estado “en un momento en el que ha habido procesos judiciales anteriores y condenas anteriores”, que pueden llevar a una acusación que, en su opinión, “en último extremo podría haber sido sólo de desobediencia”.

En cualquier caso, ha afirmado que ve con “un punto de esperanza” el hecho de descartar la acusación de rebelión ya que vendría a ratificar la interpretación de que “no hubo violencia organizada ni propósito de violencia”, y ha esperado que “desde la justicia haya un esfuerzo por sentar las bases de una convivencia de la manera más normalizada posible”.

Urkullu ha reiterado que considera que “no es de recibo” que se mantenga, “tras un año ya”, en prisión provisional preventiva a los dirigentes catalanes, teniendo en cuenta “los sistemas que en este momentos existen, telemáticos y de otra naturaleza, para evitar lo que puedan ser riesgos de fuga, que pudieran ser razones que se arguyeran para no dejar a los presos que están en situación de prisión preventiva en la calle hasta la sustanciación del proceso judicial”.

“Espero que esta actitud desde la Abogacía del Estado de haber entendido que no hubo una rebelión facilite también la situación de las personas en estos momentos encarceladas”, ha manifestado.