Juan B. Renart: “Nuestro trabajo es hacer más saludables los hogares”

Juan B. Renart es un empresario cercano con marcado perfil marketiniano, claramente enfocado a la promoción de un producto que le encanta. Confiesa dirigir la compañía con pasión. Conoce el valor de la inteligencia emocional. Entre sus prioridades está aunar salud con innovación y lo está consiguiendo.  La empresa ha sido elegida entre las 100 empresas europeas más innovadoras, según la London Stock Exchange. Los estudios médicos realizados en colaboración con el CSIC desde hace 20 años demuestran que el agua con gas de Vichy Catalan ayuda a regular el colesterol malo. El sodio que lleva no es el que lleva la sal común por tanto no afecta a la tensión arterial. Considera que ya han superado la crisis económica y la de Cataluña. Según asegura, no les ha afectado en sus ventas en el resto de España, es más, con las aguas saborizadas han aumentado. No descartan crecer en el exterior, para crear riqueza y empleo y disfrutando del trabajo. Liquidez tienen, ofertas también, pero sobre todo, les sobran ganas.

Autor: Kike Rincón

¿Cómo logra una empresa española estar entre las 100 empresas más inspiradoras de Europa, según la London Stock Exchange? ¿Qué tienen que no tengan otras empresas?

Cuando nos comunicaron que estábamos en este ranking, pregunté los criterios y me hablaron de crecimiento en facturación, crecimiento en empleo y cierto tiempo en innovación y eso lo cumplimos. Llevamos implicados, haciendo cosas en innovación desde 2012 tanto en productos como en las cajas de las botellas. También en la etiqueta. Desde 2002 estamos haciendo homenajes a personalidades como Isaac Albéniz, al cantar del Mío Cid, a la Estatua de la Libertad, a Salvador Dalí o a Gaudí, rindiendo de este modo homenaje a la Cultura.

El año pasado facturaron 122 millones ¿Cuál es el objetivo para este año?  ¿Lo están cumpliendo?

Vamos cumpliendo. Siempre digo que hay que sembrar para luego recoger. No puedes tener una manzana si no has plantado un árbol. Se están cumpliendo las previsiones de crecer entre el 3 o el 5% gracias a la trayectoria de los Vichy saborizados. El último lanzamiento nos está dando una grata sorpresa, porque se está doblando la previsión que teníamos de venta de 800.000 unidades en España. Y ya estamos sobre 1,4 millones y falta noviembre y diciembre.

¿Cómo ve el futuro del sector, hacia dónde va?

Desde hace muchos años, mucho antes de haber entrado en la empresa en 2002, cuando estaba en Boston en el 93, me encontré con aguas saborizadas con gas. Pensé cómo era que en España no existían. Hasta hace poco no han sido una realidad. ‘Spain is different’ el agua mineral natural que se bebe en España no se bebe en ningún país de Europa donde cuando pides agua en un restaurante por defecto te la traen con gas, algo que me gustaría que pasara aquí. Nuestro trabajo es hacer llegar la salud a los hogares de los consumidores.

¿Es más saludable el agua con gas que la mineral sin gas?

En el caso de Vichy Catalán llevamos haciendo estudios con el CSIC desde hace 20 años y se ha demostrado que ayuda a regular el colesterol malo. El sodio que lleva no es el que lleva la sal común por tanto no afecta a la tensión arterial. Nuestro fundador ya era médico y queremos retomar las curiosidades que él tenía y de esta forma volver a hacer homenaje a nuestro fundador.

¿Qué novedades están preparando en su empresa?

Siempre digo que en la cocina siempre hay muchos ingredientes y se cocinan muchos platos, pero unos salen y otros no. Hay cosas en la cocina, pero ¿dónde va la tendencia? No lo sé. Lo que hemos lanzado hasta ahora es la tónica de Vichy, el sabor de lima-limón, menta, naranja con agua saboreada sin azucares y luego el Vichy Fruit con estevia de sabor a limón, naranja y manzana.

¿Y siguen investigando nuevos sabores para seguir avanzado? Si. Nuestro proyecto de futuro es escuchar al consumidor e intentar descubrir qué sabor le puede gustar y en ello estamos. En los zumos y néctares a base de concentrados tenemos más de 12 sabores, guayaba, mango, arándanos, melocotón… Y también tenemos la gama bio.

Tenemos 137 años de vida y mi objetivo es que lleguemos a otros cien años más entre todos. El nieto del fundador se murió hace 2 o 3 años. Él siempre se imaginaba lo que haría su abuelo en la empresa. Cuando el doctor Furest comenzó con el proyecto ya quiso hacer el manantial y el balneario y pensar en vender agua en 1881 imagine lo que le diría la gente…Se sentiría muy sorprendido por la dimensión que ha tomado.

¿Está de acuerdo en que el agua se ha convertido en el oro del futuro, el nuevo petróleo del futuro?

El oro es un bien preciado, pero el agua ha sido siempre el oro. Ha sido, es y será. La naturaleza tiene el agua desde el inicio y por tanto no es una novedad. Que mucha gente está descubriendo ahora y se piensa que ahora tiene petróleo.

¿El cambio climático se va a convertir en determinante del futuro de las empresas de agua?

Deja de llover ¿no? Hay manantiales que recurrentemente tienen agua o unas venas. Hay otras que tienen bolsas. Si se sacan todas hay un problema pero si se hace un uso razonable y sostenible no tiene que pasar nada.

Ustedes han optado por la calidad frente a la competencia y no por el precio. De hecho, en el último año el precio del agua de Vichy ha subido significativamente ¿a qué se debe?

Subimos porque las materias primas se encarecen, el tapón, el cristal…Ahora vendemos envases reutilizables. Queremos animar a la gente a que no solo hable de ecología si no que la practique. Tenemos el envase reutilizable de cristal que vuelve a la planta y que normalmente se utiliza en hostelería. En nuestra web online el producto que más estamos vendiendo es el Vichy de un litro reutilizable porque no podemos llegar a los consumidores por la vía de distribución normal lo empezamos a vender porque la gente nos lo está pidiendo.

Ahí hay otro precio porque la botella es reutilizable. (Cuesta 1 euro el litro al comprar la caja en depósito)

Ustedes ya están presentes en diversos mercados internacionales están pensando en abrir nuevos mercados o prefieren consolidarse en los que ya están? ¿Sería a través de socios locales o mediante compras?

Hasta ahora lo hemos hecho con nuestro equipo de exportación y después nos apoyamos en los distribuidores. Es un trabajo que cuesta, pero hay que estar ahí. La gran satisfacción es que nos han ofrecido para comprar o para tener socios locales, desde manantiales en China, Argentina, Francia, Colombia. En este momento no nos planteamos nada, pero siempre hay que escuchar las ofertas y nunca sabes.

¿Pero tienen capacidad financiera para hacerlo?

Sí, claramente y, si no, se buscaría un socio.  Muchas veces el problema no es el dinero y no debe serlo. Lo importante es que se quiera hacer y no para dar el pelotazo si no para crear riqueza, empleo, crear algo y disfrutar con el trabajo.

¿Ustedes han optado por mantenerse en Cataluña? ¿Qué opina del conflicto?  La tristeza es que puntos radicales siempre hay en los dos extremos, pero lo moderado es lo correcto. Y siempre digo que los políticos a hacer política y los empresarios a hacer buenos productos para que la gente los disfrute y se olvide a veces de ciertas cosas.

¿Pero ha tenido alguna repercusión en las ventas en el resto de España y me refiero en concreto a la marca Vichy Catalán?

Rotundamente no. Además, pongo encima de la mesa nuestras aguas saborizadas. Todo el mundo nos las están comprando y estamos vendiendo más de 10 millones de unidades de los productos nuevos en toda España lo que representa un 20% de las ventas. En la tónica estamos creciendo en dos digitos con el nuevo ‘restyling’ con un sabor diferente con un toque de mandarina y menos amargo. Realmente no parece una tónica. Es lo que cada uno quiere que sea.

¿En cuanto al balneario de Vichy, cuál es su objetivo?

Este año hicimos la piscina de una forma sostenible, hemos remodelado las habitaciones y ampliado jardines para que la gente pueda tener un momento de relax.

¿Podrían estar pensado en comprar alguno de los balnearios o aceptar alguna de esas ofertas que les están haciendo en el exterior?

Balnearios, hoteles, es una gran satisfacción que nos hagan estas ofertas. Sí, tengo ofertas encima de la mesa en gestión y en venta. Uno tiene que estar abierto. Tenemos tres actividades de negocio: los productos con 20 marcas diferentes, la distribuidora que hace la logística de la tienda online y el hotel balneario.  Además, con Vichy d’Or, nos estamos metiendo en el mundo de la nutricosmética con tres productos. Estamos añadiendo nuevas categorías de mercado, ese es también nuestro futuro.