Díaz carga contra Iglesias: “Quiere aparentar que forma parte del Gobierno a la sombra”

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la reelección por el PSOE, Susana Díaz, considera que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, "quiere aparentar que forma parte del Gobierno a la sombra", y ha recalcado que "se representa solo a sí mismo".

Díaz subraya en una entrevista en El País que Iglesias ha sido desautorizado por el Gobierno y que su “sobreactuación”, con motivo de su visita en la cárcel al líder de ERC, Oriol Junqueras, ha sido “desmedida”.

“Ha transitado por un camino delicado tratando de sustituir al PSOE para ahora querer colaborar”, critica la dirigente andaluza, que destaca por contra que el presidente del Gobierno y secretario general de su partido, Pedro Sánchez, “lo está haciendo muy bien en un momento muy difícil, con una aritmética parlamentaria muy complicada”.

Según apunta, “le está echando voluntad”, pero matiza que “distinto es lo que le dejen hacer” y, en ente sentido, critica la falta de apoyo de PP y Cs a los presupuestos e incide en que si fueran tan “patriotas” como dicen, pondrían los intereses de España por delante de sus intereses electorales.

Respecto a las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, asegura que Sánchez ha respetado absolutamente su decisión de convocarlas y la ha apoyado desde el primer momento.

Díaz aspira en estos comicios a conjurar la inercia de los bloques PP-Cs y PSOE-Podemos que se prefigura en el resto de España. “No me gusta la política de bloques, la voy a evitar”, afirma.

Subraya que España no tendría la Constitución y la Transición si hubiera imperado la política de bloques y añade que “si no eres capaz de presentar una alternativa porque no tienes números, tienes que dejar gobernar”.

Preguntada por si es posible reconducir su ruptura con Cs, contesta que los bloques se superan con diálogo y que, una vez que hablen los andaluces, pondrá de su parte para que el diálogo sea el instrumento en el parlamento.

Y sobre Podemos dice que esta formación ha estado toda la legislatura “en el ataque al PSOE”, pero se muestra convencida de que “los partidarios del bloqueo reflexionarán”, porque “no hay cuerpo que aguante 45 días de encanallamiento”.

A la pregunta de si aceptaría quedarse en la oposición en caso de no ganar las elecciones, responde: “Si me pregunta si yo alguna vez en una institución utilizaría el voto de los andaluces para bloquear, yo nunca lo haría”.

Sobre la corrupción, puntualiza que en sus cinco años de gobierno “no ha habido una mácula” y admite que en el caso de los ERE, por los que se sentaron en el banquillo los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, “fallaron los controles”.