Zarzuela precisa que pidió a Sánchez y a su esposa ‘permanecer’ con los Reyes

La Casa Real ha precisado ante el 'patinaz'o de la pareja presidencial que el jefe del Gobierno y su esposa, Begoña Gómez, siguieron las instrucciones que se les facilitó en la recepción del Palacio Real, que fueron las de "permanecer" con los Reyes "hasta que los siguientes invitados llegaran a las inmediaciones" del Salón del Trono.

El Palacio de la Zarzuela ha emitido un comunicado “ante las interpretaciones surgidas a raíz del malentendido” que tuvo lugar este viernes, y en línea con la versión que dio ayer ante la polémica suscitada, Zarzuela insiste en que Sánchez y su esposa “siguieron en efecto y en todo momento las indicaciones de la Casa de Su Majestad el Rey”.

Estas instrucciones fueron, prosigue el comunicado, “las de que permanecieran en el Salón del Trono del Palacio Real con Sus Majestades, hasta que los siguientes invitados llegaran a las inmediaciones de dicho salón para proceder al tradicional saludo a los Reyes”.

“Como quiera que la presencia del resto de invitados quedó restablecida de forma inmediata, el ritmo habitual de saludo fue recuperado sin solución de continuidad, y se produjo la situación sobrevenida a la que se hace referencia”, concluye la nota.

El episodio ocurrió al comienzo del besamanos de los Reyes en el Salón del Trono.

El jefe del Ejecutivo y su esposa fueron los primeros en saludarles y nada más hacerlo, se situaron a su derecha.

Durante un breve instante, permanecieron a la vera de don Felipe y doña Letizia hasta que un miembro del servicio de protocolo de la Casa del Rey les pidió que avanzaran, después de estrechar la mano de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que era la siguiente en la línea de saludos.

Moncloa consideró que se había tratado de una “anécdota” y corroboraba la versión ofrecida por Zarzuela de que “siguieron en todo momento las indicaciones” que les dio el servicio de la Casa Real.

En un primer momento, el Gobierno justificó que Sánchez y su esposa se quedaron junto a los Reyes en que les habían comentado que iba a haber una foto de los Reyes con las máximas autoridades del Estado, la cual no se llegó a realizar

En la línea de saludos, a Sánchez le seguían la presidenta del Congreso, Ana Pastor; el del Senado, Pío García-Escudero; el del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, algunos de ellos con sus parejas.

Cuando Sánchez y su esposa se han colocado al lado de los reyes, Pastor les ha estrechado la mano y ha sido en ese momento cuando un miembro del servicio de protocolo de Casa Real les ha advertido de que no debían permanecer parados, sino avanzar, lo que el matrimonio ha hecho de inmediato. La idea era que el jefe del Gobierno y los representantes del Estado caminaran algo más tras saludar a los reyes y esperaran unos segundos hasta que llegase el siguiente grupo de invitados, conformado por los ministros.

En cualquier caso, Moncloa ha negado que se tratara de un error de Sánchez, ni que tuviera intención de alterar el protocolo. Sánchez ha acudido varias veces a la recepción que ofrecen los Reyes con motivo de la Fiesta Nacional, pero hoy ha sido la primera vez que lo ha hecho como presidente del Gobierno.

Además, los Reyes han tenido que esperar varios minutos a los invitados en el Salón del Trono. Incluso, Don Felipe y Doña Letizia se han asomado al balcón para ver si estaban llegando los autobuses que trasladaban a las autoridades desde el desfile.