PNV, ERC y PDeCAT no aclaran su apoyo a los PGE a la espera de la llamada de Sánchez

Los partidos nacionalistas e independentistas no han mantenido ningún contacto con el Gobierno o con Podemos sobre el acuerdo presupuestario que han alcanzado ambos y están a la espera de ver el pacto para determinar si lo apoyan, han confirmado a EFE fuentes del PNV, ERC y PDeCAT.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha descrito el pacto alcanzado entre el Gobierno y Podemos para los Presupuestos de 2019 como “unas líneas generales” para Europa y después empezará la verdadera negociación. Tras precisar que desconoce lo que se ha cerrado entre el Gobierno del PSOE y el grupo liderado por Pablo Iglesias, ha asegurado que se trata de “líneas generales” y “no un Presupuesto ya más concreto”. “Estoy a la expectativa. En estas cosas ya tengo un poquito de experiencia: tranquilidad y pasito a pasito”, ha apuntado.

Reconoce el portavoz del PNV que se trata de “un encaje de bolillos complicado porque, al final, se necesitan cinco fuerzas”. “Entendemos que se hable primero con Unidos Podemos, pero lo que no podemos hacer luego es pisarnos los callos unos y otros”, ha manifestado.

Aitor Esteban ha apuntado que ya se verá “cómo va la cosa” en la negociación de los Presupuestos, y ha recordado que ya dijo “hace mucho tiempo que el tema impositivo” a ellos no “les asustaba” tal como se estaban haciendo los planteamientos porque “muchas de ellas ya se habían hecho hace tiempo en Euskadi”.

Esteban ha destacado que los jeltzales son “realistas, saben cuál es la situación y las dificultades”, y plantearán “algo factible y razonable” porque acordar entre cinco partidos “es complicado”.

Tras preguntarse si se va a presentar “mañana” un Presupuesto, ha considerado que habrá “unas líneas generales, que se presentarán luego a Europa y, a partir de ahí, empezará la verdadera elaboración del Presupuesto”. “Entonces habrá que comentar lo que nos gustaría”, ha apuntado.

Además, ha revelado que el PNV no ha abordado una reflexión interna sobre las cuentas estatales porque “no hay nada concreto sobre la mesa”. “Nosotros para estas cosas somos rápidos”, ha explicado.

Esteban ha asegurado que su partido hará un planteamiento presupuestario al Gobierno de Pedro Sánchez que sea “factible y razonable”, y no les asusta la cuestión impositiva. Además, entiende que el Ejecutivo acuerde primero con Unidos Podemos las cuentas, pero ha recordado que tienen que pactar cinco fuerzas políticas, y espera que, luego, unos y otros “no se pisen los callos”.

El dirigente jeltzale espera que Sánchez intente “acabar la legislatura” y no adelante unilateralmente elecciones, por lo menos, hasta otoño de 2019. En este sentido, ha dicho que, si en esa fecha, se ve que “la cosa no da más de sí”, ya hablarían.

Esteban ha señalado que, después de que el Gobierno haya cerrado un acuerdo con Unidos Podemos para las Presupuestos, el Gobierno no ha llamado al PNV. Solo ha existido un intercambio de palabras informal. “Ayer me encontré con la ministra de Hacienda (Jesús Montero) en unas escaleras en el Congreso y dijo: ‘tengo que llamarte urgentemente’, pero no tengo más noticias”, ha asegurado.

Cita electoral en Andalucía

No obstante, cree que ahora todo va estar en ‘stand by’ hasta las elecciones andaluzas, en las que “se van a concentrar todos los focos”. Además, ha afirmado que ahora la política en el Congreso se hace mes a mes” porque no se sabe “qué va a pasar el mes siguiente”. “Si hacemos un repaso a los dos últimos años, ha sido ir de sorpresa en sorpresa”, ha recordado.

Para el portavoz del PNV, a medida que se acerquen los comicios, no solo los andaluces porque las municipales “están a la vuelta de esquina”, los partidos irán “subrayando sus discrepancias para ir marcando un perfil y las cosas se van a complicar”.

En materia presupuestaria su partido, según ha asegurado, apostará, con “la modestia” que les da tener “pocos diputados”, por intentar “dar un poquito de estabilidad y serenidad al Gobierno porque se necesita social y económicamente”. “Para eso se llevó adelante la moción de censura”, ha añadido.

Las pensiones

Esteban ha recordado que arrancó a Mariano Rajoy una subida de pensiones, lo que da a “todos tiempo para pensar y reflexionar, y tranquiliza un poquito la calle y algunas situaciones personales de los pensionistas las alivia, pero está claro que hay que ponerse muy en serio en el Pacto de Toledo, y asegurar la viabilidad de las pensiones en un futuro”. “¿Se están dando pasos?, se está dando algún paso. Hasta hace poco parece que no nos podíamos poner de acuerdo, pero todavía queda muchísimo tramo por recorrer”, ha subrayado.

Preguntado por las declaraciones realizadas por el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, en el ‘Alderdi Eguna’, cuando advirtió a Pedro Sánchez de que a su partido se le acababa “la paciencia” para que se concretaran los acuerdos comprometidos, ha recordado que él mismo ya llevaba semanas avisando de ello.

El portavoz del Grupo Vasco ha recordado que, en su discurso de investidura, Sánchez se comprometió a materializar acuerdos a los que los jeltzales habían llegado con el PP, “cosas que muchas de ellas son muy sencillas porque son partidas concretas de inversiones que se puede realizar ya, por ejemplo en materia de I+D, y que no se estaban llevando a cabo”.

Por ello, ha explicado que Ortuzar “dio un toque de atención público, ya que no le creen a Aitor Esteban”. “Y creo que el Gobierno ha dado muestras de que ha reaccionado. Vamos a ver si ahora van cumpliendo eso, porque no les estamos pidiendo nada más allá de lo que ya estaba pactado y que, básicamente, la mayoría de las cuestiones son en términos presupuestarios. El dinero está ahí y el Presupuesto está ahí”, ha subrayado.

Esteban ha puntualizado que no es “un ultimátum, sino un toque de atención” sobre que, si esto seguía así, al PNV “se le acababa la paciencia”. “Las dos partes tienen que cumplir con los acuerdos. Nosotros hemos sido bastante leales, nos hemos quedado con el Gobierno en votaciones solos. Porque aquí la moción la votó todo el mundo, pero nosotros hemos sido los que, por ejemplo, les hemos apoyado el techo de gasto”, ha remarcado.

En esta línea, ha dicho que, en la medida en la que el Ejecutivo no cumpla sus compromisos, a los jeltzales “se les va agotando la paciencia”. Según ha manifestado, existe una “buena relación y directa con Moncloa”, pero el Gobierno “se está encontrando con dificultades”. En todo caso, ha subrayado que las cuestiones comprometidas con el PNV no se pueden “retrasar”, sino que hay que “darles prioridad”.

Además, cree que hay que concretar las transferencias porque “ese ámbito también les está costando mover Dios y ayuda”, como la de los ferrocarriles, sobre la que hay una sentencia del Tribunal Constitucional.

El portavoz del PNV espera, asimismo, que Sánchez no tome una decisión “unilateral” sobre un adelanto electoral y que, por lo menos, antes de convocar comicios, “lo madure, lo reflexione y lo hable” con los jeltzales. “El Gobierno tiene intentar acabar la legislatura. Luego, si se ve que en otoño de 2019 la cosa no da más de sí, ya hablaríamos”, ha indicado.

Los partidos nacionalistas catalanes

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, se han reunido este jueves en la sala autoridades de la Estación de Sants de Barcelona, han explicado fuentes conocedores. El encuentro, que ha durado media hora, ha servido para abordar cuestiones como los Presupuestos Generales del Estado y las varias comisiones bilaterales que la Generalitat y el Gobierno han activado en los últimos meses y que ya han empezado a reunirse.

En una entrevista a Rac1 recogida por Europa Press y previa al encuentro, Calvo ha avanzado que pediría a Artadi el apoyo a los PGE porque son unas cuentas que “le irán muy bien a Cataluña” y ha advertido de que, quienes no las apoyen, quedarán en evidencia. Fuentes de la Generalitat han explicado que Artadi le ha transmitido que, pese al acuerdo PSOE-Podemos presentado es jueves, el Govern “no ha cambiado de posición”.

Desde ERC, que cuenta con nueve escaños, han señalado que siguen sin tener noticias del Ejecutivo, pero tiene claro que en algún momento acudirán a ellos. En todo caso, los republicanos catalanes dejan claro que no se sentarán a hablar de los Presupuestos mientras el Gobierno no mueva ficha en la cuestión del derecho a la autodeterminación, la situación de los presos y exiliados y las acusaciones ante el Tribunal Supremo.

Tampoco ha habido conversaciones directas con el grupo parlamentario del PDeCAT (8 escaños), que vincula su participación en las negociaciones a que se aborde el problema de la independencia.

Este jueves se han visto la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la consellera y portavoz del Govern, Elsa Artadi, y han hablado del tema presupuestario, aunque no ha trascendido exactamente el contenido de la conversación.

Para EH Bildu (2 diputados), este acuerdo contempla avances importantes en materia social, pero han subrayado que éstos tienen que materializarse. La pelota, por tanto, sigue estando “en el tejado” de Sánchez y depende del presidente del Gobierno que todo quede en una “maniobra de markéting político” o se pongan en marcha, añaden.