La educación de las niñas evitaría más 50 millones de matrimonios infantiles

Según Save The Children, 134 millones de niñas serán obligadas a casarse hasta 2030

Imagen Save The Children |

Educación y matrimonio infantil están íntimamente ligados. Las niñas obligadas a casarse antes de tiempo suelen abandonar sus estudios mientras que aquellas que no van a la escuela ven multiplicarse sus opciones de ser víctimas del matrimonio infantil, por eso es tan importante fomentar la educación de las chicas, defiende Save the Children con motivo del Día Internacional de la Niña.

Según el estudio ‘Trabajando juntos para acabar con el matrimonio infantil’ realizado por la ONG, si todas las niñas del mundo terminasen la educación secundaria, se evitarían más de 50 millones de matrimonios forzosos para el año 2030.

Save the Children ha analizado el impacto que la educación puede tener en la vida de las niñas a nivel global, así como los avances que aún son necesarios para poner fin al matrimonio infantil y garantizar la educación de las jóvenes.

Aunque en la última década se han evitado aproximadamente 25 millones de matrimonios infantiles, ningún país en vías de desarrollo está actualmente encauzado a cumplir el objetivo de la ONU de eliminar esta práctica para 2030, ha resaltado la ONG. Esto significa que 134 millones de niñas serán obligadas a casarse de aquí a esa fecha. Solo en 2030 casi 10 millones niñas serán casadas, más de 2 millones de ellas menores de 15 años.

“La combinación tóxica de pobreza y discriminación de género hace que muchas familias piensen que es mejor que sus hijas se conviertan en esposas y madres en lugar de tener acceso a la educación”, ha denunciado la directora general de Save the Children, Helle Thorning-Schmidt.

Cuando una niña es obligada a casarse, se están vulnerando sus derechos humanos de por vida. Esa joven estará expuesta a sufrir abusos, a convertirse en madre antes de estar emocional y psicológicamente preparada y sus hijos tendrán más probabilidades de morir antes de cumplir los cinco años”, ha advertido.

Las investigaciones en la materia realizadas por Save the Children y el Banco Mundial han demostrado que aunque las reformas legales y las medidas políticas son importantes para poner fin al matrimonio infantil y para mantener a las niñas en la escuela, es imprescindible que esas leyes y cambios lleguen hasta las familias y comunidades.

“Hemos visto cómo la educación y el empoderamiento de las niñas son la mejor manera de reducir los índices de matrimonio infantil. También hemos averiguado que la mejora en los ingresos de las familias da la oportunidad a los padres a mantener a sus hijas matriculadas en la escuela, en lugar de tenerlas trabajando en el campo para apoyar la economía familiar”, ha destacado Thorning-Schmidt.

Nepal, el ejemplo a seguir

Nepal es un buen ejemplo. El país sigue teniendo uno de los mayores índices de matrimonio infantil pese a que la práctica está prohibida desde 1963. Save the Children trabaja aquí con los gobiernos locales, líderes religiosos y de las comunidades, familias y niñas para concienciar sobre los peligros del matrimonio forzoso.

Gracias a sus actividades, que incluyen representaciones en la calle protagonizadas por niños y niñas, el número de matrimonios infantiles ha disminuido un 11 por ciento entre 2015 y 2017 en los lugares en los que opera Save the Children.

El director de la ONG en Nepal, Ned Onley, ha destacado que “esto demuestra que cambiar las normas sociales es importante”. Según explica, están trabajando para convertir a los líderes de las comunidades en “colaboradores para que el cambio sea posible”. “Dos de los líderes que colaboran con nosotros piden a los padres los certificados de nacimiento de sus hijas para saber si tienen la edad legal para contraer matrimonio”, añade.

Por todo ello, Save the Children ha pedido a los gobiernos que aumenten sus esfuerzos para desarrollar e implementar planes de salud, educación y protección de las niñas.

“Estamos avanzando pero no lo suficientemente rápido. En el Día Internacional de la Niña instamos a los gobiernos a priorizar la lucha contra el matrimonio infantil, una de las principales barreras para el empoderamiento y la educación de las niñas en todo el mundo“, ha reclamado su directora.