La ministra de Justicia acusa al PP de sumarse al chantaje de Villarejo y de ‘revictimizarla’

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha asegurado este miércoles que se siente "víctima" del comisario jubilado José Manuel Villarejo tras la publicación de las conversaciones que mantuvieron en 2009 y ha acusado al PP de "chantajear" como el expolicía al utilizar políticamente esta filtración.

“No se puede hacer una utilización política de un chantaje al Estado, del que yo soy víctima. No se debe admitir ese chantaje y no se puede revictimizar a la víctima de ese chantaje. Chantajear es difamar, verter mentiras, expandir grabaciones ilegales, conversaciones manipuladas. Pero chantajear también es seguir la lógica que el chantajista quiere”, ha dicho.

Delgado ha respondido así, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, a dos preguntas de los diputados del PP Javier Maroto y José Antonio Bermúdez de Castro, que la han acusado de hacer daño a la Justicia y le han exigido que presente su dimisión.

La bancada del PP ha recibido con gritos de “dimisión, dimisión” las intervenciones de la ministra de Justicia, cuya renuncia o cese reclamó ayer el pleno de la Cámara, y quien hoy se ha defendido de unas conversaciones “manipuladas” e incluso ha atacado a los diputados del PP por callar ante la corrupción de su partido. “Yo no me siento chantajeada por nadie, me podría sentir chantajeada exactamente igual que usted o alguno de ustedes”, ha respondido inicialmente Delgado a Javier Maroto.

En su segunda intervención, ha arremetido contra el principal partido de la oposición por la “utilización política” de un “chantaje” al Estado del que ella “es víctima”. Y ha añadido que chantajear no es solo difundir las “grabaciones ilegales” o las “conversaciones manipuladas”, sino también “seguir la lógica del chantajista” y entrar en el “lodazal político”.

Maroto, además de pedir su dimisión, ha planteado a la ministra que debe ser duro que la gente la mire “raro” por “mentir”, que los socios del gobierno pidan “su cabeza” o que sus propios compañeros de partido la pongan en cuestión. “Los españoles no se merecen una ministra como usted”, ha recalcado.

Un mensaje similar al planteado por Bermúdez de Castro, quien ha centrado su crítica en que la ministra no denunciara presuntos delitos que aparecen en la conversación grabada por Villarejo: la supuesta relación de compañeros fiscales con menores en Colombia y la creación de una red de prostitución para obtener información por parte del excomisario. “Yo no he presenciado la comisión de ningún delito, no he estado presente ante ningún hecho que me hubiera obligado a denunciar”, ha respondido Delgado, quien ha dicho saber “distinguir perfectamente” lo que es un delito de lo que no lo es y ha reiterado que el PP está dando valor a una “grabación manipulada” que está sometida a investigación judicial.

Pero la ministra ha aprovechado esa pregunta para pasar al ataque y recordar que ninguno de los diputados del PP denunció a su extesorero Luis Bárcenas “mientras les repartía a algunos sobres con dinero dentro”. “No recuerdo que usted saliese a denunciar las presiones que le relató el exalcalde de Boadilla para que se contratase con ciertas empresas que ayudaban al PP”, ha añadido antes de citar los “regalos” al PP de Valencia o “el dinero en metálico que circulaba” en actos del partido. La ministra está citada a la seis de la tarde de hoy para comparecer en la Comisión de Justicia y explicar todo lo relacionado con su relación con Villarejo.

Los comentarios de Disqus están cargando....