El Ayuntamiento de Vitoria siembra la polémica con su 'guía del buen matrimonio'

El PP y el colectivo en defensa de la diversidad sexual Lumagorri han criticado este lunes la "Declaración de sentimientos y compromiso por una paternidad positiva, corresponsable, consciente y activa" que el Ayuntamiento de Vitoria prepara para proponer que la firmen las parejas que se casen en el consistorio.

En la declaración se recogen una serie de compromisos dirigidos a los padres y otros tantos a las madres destinados a "seguir avanzando y generar espacios de libertad, justicia social, igualdad y formas de crianza comprometidas, pacíficas y con apego seguro".

En ella se pide a los padres que se comprometan a "trabajar menos fuera de casa y más dentro", y a "asumir las tareas domésticas en equivalencia con la pareja", entre otras materias.

Los compromisos de las madres pasan por "reservar tiempo para el ocio y disfrute personal" y por "confiar en la capacidad de la pareja para ejercer la parte que le corresponde y aceptar que haga las cosas de forma diferente", entre otros.

Desde el PP, su portavoz municipal Leticia Comerón, ha calificado este texto de "guía del buen matrimonio" y ha denunciado que en ella se da por hecho que "todo el mundo quiere tener hijos" y que existe "un único modelo de familia formado por el papá, la mamá y los niños".

Por ello, ha instado al gobierno de Gorka Urtaran, formado por PNV y PSE-EE, a retirar esta declaración por estar "repleta de tópicos de géneros" y por suponer una "moralina trasnochada".

Comerón ha lamentado que el texto parte de la visión de que "todos los hombres son machistas, egoístas, violentos y despreocupados ante sus hijos" y de que "todas las mujeres asumen toda la responsabilidad y que viven la maternidad de forma frustrada".

Por su parte, Lumagorri ha mostrado en un comunicado su "repugnancia y repulsa" por este documento que a su juicio se dirige exclusivamente a parejas heterosexuales que quieran tener hijos.

Ha reconocido que en la mayoría de estas parejas el trabajo doméstico recae en las mujeres, pero ha subrayado que gracias al feminismo cada da vez son mas las "mujeres empoderadas que no se dejan explotar por los mandatos de género".

Por ello, ha instado al Servicio de Infancia y Familia del Ayuntamiento a ponerse al día sobre las necesidades de las diferentes unidades convencionales y familiares que existen en la realidad y a no dedicarse a "potenciar modelos patriarcales".