Casado dice que respeta a Vox pero subraya que él aspira a liderar el centroderecha

El líder del PP, Pablo Casado, no teme a Vox, pese al tirón que parece que ultimamente tiene, y ha asegurado que él aspira a liderar ese centro derecha y que, una vez que se celebren elecciones habrá que redefinir ese espacio, junto a Ciudadanos y Vox.

Respecto al presidente y fundador de Vox, Santiago Abascal, ha comentado que “tengo excelente relación y sólo quiero decir que todos los militantes que acudieron a Vistalegre tienen mi respeto”. Casado ha asegurado que comparte “algunas ideas y otras no”. “Nunca he sido cronista de lo de otros partidos. Respeto a todos, pero mi ideario es claro y por eso se me critica”, ha advertido.

Algo parecido a lo que ha dicho su competidor Albert Rivera, quien cree que uno de los errores que cometen los políticos es “vivir en una burbujita” y hablar solo del resto de partidos competidores, como ahora de Vox, y no hacerlo de las cosas que preocupan a los ciudadanos.

Pero Casado, sí ha querido ser claro respecto a que su objetivo es “liderar el centro derecha y optimizar esfuerzos. Si el PP aglutina la derecha habría mayoría suficiente para echar a Sánchez cuanto antes”.

Casado ha insistido en que “que la grandeza de un partido es conseguir la trasversalidad para tener mayorías de gobierno”. Por esta razón, ha abogado por “aglutinar el máximo espacio electoral posible”.

En su opinión, es importante liderar un espacio único no se mueva de sitio en sus principios pero “puedes abrir las ramas lo que te permitan” ampliar el espectro.

Respecto al posible adelanto electoral en Andalucía ha asegurado que “el PP está preparado y listo para enfrentarse a unas automáticas y esperamos que Juanma Moreno sea el nuevo presidente de la Junta”, algo muy necesario por “el saneamiento democrático”, ha señalado.

Lo que sí ha pedido a Ciudadanos es que “diga si va a apoyar al PSOE o no o si va a apoyar una alternancia política” y ha subrayado que “optamos a gobernar en la Junta, ya que sólo nosotros podemos dar el cambio de color tras varias décadas”.

En cuanto al PP de Cataluña que se prepara para un nuevo Congreso tras la dimisión de Xavier García Albiol, se mostrado optimista y ha arengado al partido en Cataluña para lograr recuperar  Badalona y Casteldefels y la zona metropolitana de las principales ciudades.

También ha agradecido a Albiol que haya decidido presentarse como candidato para Badalona ya que “nos da la garantía de volver a ganar”. Eso si ha advertido de que con su renuncia “nos encarga la responsabilidad el partido que “se tiene que reactivar a nivel autonómico y nacional”, y eso, ha dicho es lo que “voy a encargar en la Junta Directiva Nacional del PPC que ha presidido hoy.