Iglesias reclamará a Sánchez acabar con la "subida abusiva de la luz"

Podemos ha manifestado al Gobierno que deberá aceptar "compromisos claros y explícitos" sobre energía si quiere apoyo en los PGE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reclamará este miércoles en el Pleno del Congreso al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, medidas para "acabar de una vez con la subida abusiva de la factura de la luz".

Todo ello después de que el Gobierno aprobara en el Consejo de Ministros de este viernes un paquete de medidas dirigido precisamente a combatir la escalada de precios de la tarifa energética, con una ampliación del bono social y la anunciada suspensión del impuesto a la generación eléctrica a las empresas, entre otras medidas.

Sin embargo, el grupo confederal considera "insuficientes" estas medidas pues, tal y como criticó el portavoz de Transición Ecológica de Unidos Podemos, Josep Vendrell, el decreto ley aprobado "no es el plan de choque" que exigía la coalición.

De hecho, en el grupo confederal llegaron a advertir al Gobierno de que, si querían su apoyo para convalidar en el Congreso el citado decreto, así como sacar adelante los propios Presupuestos Generales del Estado el Gobierno debía aceptar "compromisos claros y explícitos" sobre las exigencias de Unidos Podemos en materia energética.

Acabar con la "sobreretribución" de las eléctricas

Y es que la coalición parlamentaria considera necesario acabar con la sobreretribución de la que, critican, gozan las empresas en la generación de energía hidroeléctrica y nuclear, pues estas centrales ya se encuentran amortizadas y, sin embargo, reciben la misma que el resto de energías. Y es que es la fuente de generación en llegar al 'pool', esto es, la más cara, la que fija el precio en el sistema eléctrico español.

Es por ello por lo que Unidos Podemos quiere fijar un precio máximo para este tipo de energías, que revierta en favor del sistema eléctrico y contribuya a abaratar la factura, o bien imponer un cargo impositivo a esta sobreretribución en función de los aumentos que experimente el precio de la luz.

Esto, argumentan en su propuesta trasladada al Gobierno en la negociación de Presupuestos, permitiría financiar una tarifa asequible para todas las primeras residencias, con una mayor progresividad y un bono social donde prevalezca el nivel de renta, de concesión automática y, sobre todo, que sea asumido por las grandes compañías eléctricas.