El FMI alerta de que la deuda mundial ha alcanzado el récord histórico de 157 billones de euros

Lagarde asegura que los aranceles de Trump empiezan a tener efecto en la economía global, cuyo crecimiento se verá ralentizado

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha advertido este lunes de que la deuda global ha alcanzado un nuevo récord, situándose en los 182 billones de dólares (157 billones de euros).

“La deuda global -ambas, la pública y la privada- ha alcanzado un récord histórico de 182 billones de dólares, casi un 60 % por encima de la registrada en 2007“, apuntó Lagarde en un discurso en la sede del FMI, en Washington.

La directora del FMI explicó que después de una década de condiciones financieras “relativamente fáciles”, los niveles de la deuda han alcanzado nuevos máximos en economías avanzadas, emergentes y en países con ingresos bajos.

Este contexto, según Lagarde, ha dejado a los Gobiernos y las compañías de alrededor del mundo “más vulnerables” ante un endurecimiento de estas condiciones financieras.

“Las economías emergentes y en desarrollo están ya sintiendo la presión a la vez que se ajustan a la normalización monetaria en el mundo avanzado”, apuntó.

Lagarde alertó, además, de que este proceso de ajuste “podría ser todavía más desafiante” si se acelera de manera inesperada, lo que podría causar correcciones de los mercados, fuertes movimientos de los tipos de cambio y un mayor debilitamiento de los flujos de capital.

De acuerdo a las estimaciones del FMI, las economías emergentes -excluyendo China- podrían afrontar potencialmente una deuda de hasta 100.000 millones de dólares.

El Fondo proyectó en julio un crecimiento global del 3,9 % para 2018 y 2019, aunque Lagarde adelantó hoy que los próximos pronósticos, que se darán a conocer en Bali (Indonesia) del 8 al 14 de octubre en la asamblea anual del Fondo y del Banco Mundial (BM), serán “menos brillantes”.

Guerra comercial

Lagarde también ha asegurado que el actual contexto de políticas proteccionistas desatado por EE.UU. ha empezado a tener efecto en la economía global, cuyo crecimiento se verá ralentizado, según las previsiones del organismo.

“Una cuestión clave es que la retórica se está transformando en una nueva realidad de barreras comerciales. Esto daña no solo al comercio en sí, sino también las inversiones y la industria manufacturera, a medida que la incertidumbre sigue creciendo”, señaló Lagarde en un discurso en la sede del FMI, en Washington.

Además, advirtió de que si las actuales disputas comerciales escalan “todavía más” podrían impactar a un rango de economías “más amplio”, incluyendo economías emergentes y en desarrollo.

A pesar del contexto de crecimiento, Lagarde avisó de que la primera potencia mundial, Estados Unidos, puede sufrir en el futuro efectos adversos de la reforma fiscal aprobada en diciembre por el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Por ahora, Estados Unidos está creciendo fuertemente, apoyado por una expansión fiscal procíclica y por condiciones financieras cómodas -lo que puede convertirse en riesgo en un ciclo comercial en proceso de maduración”, aclaró.

La directora del FMI explicó que en otras economías avanzadas, como la zona euro y, en menor medida, Japón, “ya existen signos de desaceleración”.

Lagarde repasó también los desafíos que afrontan mercados emergentes y países de ingresos bajos, incluyendo las regiones de Latinoamérica, Oriente Medio y África subsahariana.

RELACIONADO