El Gobierno denuncia una ‘cacería’ y un ‘brutal acoso’ del PP y Ciudadanos contra los ministros

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha denunciado este viernes una "cacería" y un "brutal acoso" por parte de los partidos de la oposición, en concreto del PP y Ciudadanos, contra el Ejecutivo que alcanza ya el "ataque personal". En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Celaá ha hecho un repaso de los acontecimientos de las última semana, en la que se han conocido los polémicos audios de una comida de 2009 en la que participaron, entre otros, la ministra de Justicia y el excomisario Villarejo y en la que también se ha sabido que el ministro de Ciencia montó una sociedad instrumental para inscribir sus viviendas y pagar menos impuestos.

Celaá ha culpado de esa campaña de acoso a una “minoría” representada por el PP y Ciudadanos, partidos que, a su juicio, no han asumido que han perdido el poder. Frente a estos ataques, la portavoz del Gobierno se ha remitido a las declaraciones hechas por el presidente, Pedro Sánchez, desde Nueva York y ha garantizado que el Ejecutivo vino a “limpiar” la vida política y seguirá “limpiando” y “no va a parar de trabajar”. En su opinión, esa “campaña de acoso” provoca “bochorno”, no solo en el PSOE sino en otros sectores políticos “de centro y liberales” que, asegura, “están mostrando su repulsa ante esta cacería”. “Esperamos sentido de Estado”, ha añadido la portavoz del Gobierno, que ha lamentado que se haya pasado “de la impunidad de antaño a la persecución” aunque ha garantizado que el Gobierno seguirá “en la brecha” y no va a parar “de trabajar”.

Este mismo viernes, el líder del PP, Pablo Casado, ha dicho que el gobierno de Pedro Sánchez parece “la orquesta del Titanic” que “intenta que suene la música” mientras “se cae a trozos” y ha sugerido que la ministra de Justicia podría haber “incurrido en un delito” al no haber puesto en conocimiento de la Justicia que el comisario Villarejo le dijo que había orquestado una red de prostitución para chantajear a políticos y empresarios. Celaá no ha querido entrar en ese debate y se ha limitado a subrayar que Dolores Delgado ha dado las explicaciones pertinentes y “más va a dar en el Congreso, en sede parlamentaria,” cuando comparezca el próximo 10 de octubre. “Tiene confianza plena de este Gobierno y del presidente”, ha asegurado y ha añadido: “Es una extraordinaria profesional, una extraordinaria jurista y va a seguir trabajando en Justicia”.

Ciudadanos, por su parte, ha dedicado la mañana a descalificar la advertencia que lanzó Sánchez desde Nueva York a los independentistas catalanes, conminándoles a no persistir en el conflicto porque eso podría llevar a la convocatoria anticipada de elecciones. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas ha reiterado que el presidente “tiene que convocar elecciones porque España no les aguanta ni un minuto más” y ha criticado que Sánchez ponga los comicios “en manos de los separatistas”, lo que según sus palabras supone “otro fraude a todos los españoles”.

Isabel Celaá ha hecho caso omiso y ha opinado que si las fuerzas soberanistas de Cataluña fueran “inteligentes”, aprovecharían la oportunidad de diálogo y ha asegurado que el Ejecutivo está determinado a seguir “un camino político” que está dando resultados”. “La sociedad lo entiende”, ha asegurado y ha insistido en que el Gobierno  Y ha insistido en que el Gobierno está en la vía de buscar la resolución del conflicto, un camino que “está dando sus frutos, más allá de alegatos retóricos cargados de emoción”.

En esa línea, ha recordado que esta semana, tras la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales, que no se reunía desde hace más de siete años, se ha podido desbloquear parte de la deuda que el Estado tenía contraída con Cataluña. “Estamos trabajando por adoptar medidas y las adoptamos en beneficio de toda la sociedad catalana, la nacionalista y la no nacionalista, y en eso está ese Gobierno”, ha señalado. Además, ha preguntado al Govern si realmente “quiere hablar de autogobierno o no, si quiere dialogar dentro de la ley o no y si quiere avanzar en la resolución del conflicto catalán o no”. Y se ha remitido a las palabras de Sánchez: “Si el independentismo prioriza el conflicto, habrá elecciones”.

Un acoso “incomparable en democracia” y por todas las vías posibles

La campaña de acoso, “incomparable en democracia” según la ministra Celaá, se está llevando a cabo -ha dicho- tanto desde las instituciones como desde determinadas plataformas mediáticas y ha mencionado la decisión de la Mesa del Congreso de tumbar la enmienda socialista que hubiera modificado la Ley de Estabilidad para suprimir la capacidad de veto del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta. Celaá ha lamentado no solo lo que eso entraña -la pérdida de un margen más amplio de déficit, unos 6.000 millones que hubieran ido a parar a las administraciones locales- sino el procedimiento empleado que “hurta” el debate al pleno de los diputados.

Este mismo viernes la Mesa del Congreso, con la mayoría del PP y Ciudadanos, ha rechazado el escrito de reconsideración planteado por el PSOE, lo que significa que la reforma la Ley de Estabilidad para sortear el veto del Senado a la senda de déficit se tramitará de forma ordinaria y eso podría prolongarse durante 4 o 5 meses. Así las cosas, si Pedro Sánchez quiere contar con sus propios Presupuestos para 2019 tendrá que conformarse con el techo de gasto establecido por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy, una posibilidad que él mismo admitió el jueves en el Foro Reuters de Nueva York.

Sobre Villarejo, la portavoz ha apuntado que “es evidente que este hombre no ha tenido una conducta moral exigible y, por tanto, por eso está en la cárcel”. “No sabemos qué habría pasado de tener aquí otro gobierno”, ha añadido Celaá para recordar el mensaje que lanzó Sánchez desde Estados Unidos: “Nosotros no atendemos a las extorsiones de un corrupto”.

Por lo que se refiere a Pedro Duque y a una pregunta de okDiario, que es el medio que ha destapado la existencia de su sociedad instrumental para presuntamente pagar menos impuestos, la también ministra de Educación ha calificado de “sorprendente” que la periodista que la interpelaba diera por hecho lo que, según ella, ya ha sido aclarado por el ministro de Ciencia, de quien ha recordado que fue astronauta y, por lo tanto, “es una persona muy respetada” en España y en el mundo.

Al hilo de este goteo de informaciones que mantienen al Gobierno contra las cuerdas, algunas supuestamente instigadas por Villarejo que está en prisión acusado de delitos tan graves como la prevaricación y el blanqueo, la vicepresidenta Carmen Calvo hizo el jueves otras polémicas declaraciones que han salido a relucir en la rueda de prensa. Dijo Calvo que “la libertad de expresión no lo resiste todo, no lo acoge todo” y añadió que “se están tomando decisiones sobre regulación, es decir, de intervenir. Se lo están planteando Francia, Alemania, Reino Unido e Italia, que están abandonando el famoso eje de que la mejor ley que regula el ámbito de la libertad de expresión y del derecho a la información es la que no existe”.

Celaá ha considerado que “efectivamente algo habremos de hacer, al menos iniciar una reflexión en torno a lo que significa posverdad, que es una moda que se ha instalado en Estados Unidos y algunos países y no es precisamente deseable”. A su juicio, “es obvio que este Gobierno defiende, siempre ha defendido la libertad de expresión y la libertad de prensa. Pero también es evidente, estaremos de acuerdo, por una moda en el mundo globalizado estamos asistiendo a muchas noticias del territorio de la posverdad”. Por ello, ha continuado, el Ejecutivo considera que hay que tomar conciencia de ese tema, asumirlo y resolverlo “juntos”. “Estoy absolutamente segura de que a los profesionales de los medios como ustedes tampoco les hace ninguna gracia que haya una confusión entre la verdad y la posverdad”, ha concluido.

RELACIONADO