Pablo Casado también se reunió con el excomisario Villarejo en al menos una ocasión

El PP confirma la presencia de Casado en un encuentro con el comisario poco antes de las elecciones de diciembre de 2015, aunque apunta que no recuerda si habló con él

En plena polémica por las grabaciones a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante la comida que en 2009 mantuvo con el excomisario José Manuel Villarejo -actualmente en prisión preventiva por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales y cohecho-, varios medios digitales han informado este miércoles de que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, también se reunió con el policía jubilado en al menos en una ocasión.

Según informan Público e Infolibre, el presidente del PP asistió a una de las comidas organizadas por Villarejo antes de las elecciones del 20 de diciembre de 2015. De hecho, fuentes del partido conservador han confirmado la presencia de Casado en aquella reunión y han apuntado que se trataba de una conferencia pronunciada por el actual líder del PP organizada por el despacho Medina Abogados y a la que asistieron unas 40 personas, entre ellas empresarios, jueces, periodistas y académicos, entre otros.

No obstante, fuentes del PP consultadas por Infolibre precisan que el actual líder del PP no mantuvo ninguna reunión directa o en círculos reducidos con el excomisario y aseguran que Casado “no recuerda” haber hablado con Villarejo, “de quien nadie hablaba entonces”, pese a que ya en diciembre de 2015 el polémico mando policial estaba en el foco mediático.

El encuentro entre Casado y Villarejo ha trascendido a raíz de una de las grabaciones de conversaciones del excomisario en comidas organizadas por él mismo en locales que cerraban para la ocasión y en las que se hablaba “a calzón quitado” y donde “estaban prohibidos los móviles”.

En estos encuentros organizados por Villarejo se invitaba a personalidades de las altas esferas, entre las cuales figuran personalidades como el exministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, o los jueces Fernando Andreu y Santiago Pedraz. El último nombre que se ha unido a esta lista es el de la actual ministra de Justicia, Dolores Delgado, situada en el disparadero y al borde del cese o la dimisión desde que el pasado lunes se salieran a la luz el contenido de los audios grabados en una comida que compartió en 2009 con el policía.

La ministra ha descartado este miércoles dimitir y ha garantizado que ni ella ni el Gobierno se dejarán “chantajear”. Además, fuentes parlamentarias han informado a la Agencia EFE que Delgado comparecerá a petición propia el 10 de octubre en la Comisión de Justicia del Congreso para explicar su relación con el polémico mando policial.

Después de que el Ministerio de Justicia señalara que no había tenido “relación de ningún tipo” con Villarejo y decir después que no habían tenido relación “más allá de haber coincidido con él en compañía de otras personas en algún evento”, Delgado explicó que había coincidido con él en tres ocasiones junto a otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales. La ministra también ha asegurado que los audios están manipulados, aunque Moncloa.com, el diario que los ha difundido, sostiene que los sometió a análisis antes de su publicación.