Dolores Delgado, en la comida con el comisario Villarejo: “Marlaska es un maricón”

La titular de Justicia habla de su ahora compañero en el Gobierno de forma despectiva y subraya que prefiere un tribunal de hombres

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, demostró durante su almuerzo con el excomisario José Manuel Villarejo en 2009, en el que estuvieron presentes otros mandos policiales y el exmagistrado Baltasar Garzón, que la corrección política no iba con ella. Durante la comida, tal y como desvela Moncloa.com, Delgado llamó “maricón” a su actual compañero en el Consejo de Ministros, Fernando Grande-Marlaska.

En concreto, Delgado pregunta a Garzón: “¿Puedo contar lo de este?, a lo que el juez responde de forma afirmativa. “Un maricón”, dice la ministra. “¿Quién es maricón?”, pregunta Villarejo. “Marlaska”, confirma Delgado. “Es una tontería, pero te demuestra dónde está cada uno”, acaba subrayando Garzón.

La grabación refleja una conversación distendida en la que todos los invitados hablan con confianza y en la que se hace patente la amistad entre todos.

Tras otra serie de comentarios homófobos en las que se vuelve a aludir a Marlaska, Delgado cambia de tema para hablar del tipo de hombres que le gustan.

Delgado, que escucha como Villarejo dice que no le gustan las “muñecas hinchables”, es la que toma la voz cantante: “A mí los tíos me gustan igual, tontitos nada. (…) Ha venido un tío a la Audiencia monísimo, para que lo vamos a negar, parece George Clooney, pero le pasa lo mismo, es una nenaza“.

En otro momento de la conversación, con los policías hablando de mujeres, Delgado interviene: “Mira, yo te voy a decir una cosa, a mi que me den un tribunal de hombres, de tías no quiero. Y no me llevo mal con las tías, pero de tíos, sé perfectamente por dónde van. Y cada gesto, cada cosa…por dónde va la historia”.

Tras estas nuevas conversaciones, esta martes parece que tampoco será un buen día para Delgado, que, además, previsiblemente, será reprobada por el Senado, donde el PP la acusará de haber pretendido abandonar al poder judicial y al juez instructor del caso del ‘procés’, Pablo Llarena, ante la demanda civil presentada contra él en Bélgica.

A la espera de que se fije el orden del día definitivo del pleno de la Cámara Alta, donde el PP cuenta con mayoría absoluta, la moción registrada por los populares hace hincapié en que la ministra fue obligada a “rectificar” por Moncloa y “miente descaradamente” cuando sostiene que desde el principio trabajó para garantizar la defensa de la soberanía jurisdiccional española en Bruselas.

Aunque la reprobación tiene un motivo muy concreto, es de esperar que en el debate se cuele la polémica en torno a los encuentros de Delgado con Villarejo.

La filtración de los audios, después de que la ministra negara haber tenido con él ningún tipo de relación, llevó este lunes a PP y Ciudadanos a elevar la presión sobre Delgado, que este martes comparece también en un desayuno informativo.

Según explicó este lunes el Ministerio de Justicia en un comunicado, “a lo largo de los 25 años en que Dolores Delgado ha trabajado en la fiscalía de la Audiencia Nacional tiene recuerdo de haber coincidido con el comisario José Villarejo en tres ocasiones junto a otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales”.

La ministra comparecerá en el Congreso y, aseguró su departamento, “va a seguir trabajando como hasta ahora para mejorar la calidad de la justicia como servicio público”.

Justicia recordó que Villarejo se encuentra en prisión provisional como presunto autor de “delitos muy graves” y que su estrategia procesal es “atacar al Estado y sus instituciones. Primero cargó contra la Jefatura del Estado con grabaciones relacionadas con el rey emérito. Ahora ataca al Ejecutivo en la persona de la ministra de Justicia”.