El PP reprobará y pide la dimisión de Delgado por ‘mentir’ sobre un supuesto encuentro con Villarejo

Casado ya ha pedido explicaciones a la ministra de Justicia tras acusarla de mentir sobre su relación con el excomisario y García Egea ha ido más allá y cree que ese hecho justifica que "no siga como ministra ni un minuto más"

En rueda de prensa tras la reunión del comité de direccion del partido, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha considerado que “es una vergüenza para Sánchez y el PSOE” que la ministra Delgado siga siendo ministra de Justicia. En su opinion “ya es insostenible” para los españoles que una ministra que ha “mentido siga ocupando una cartera tan importante” porque es la “notaria mayor del reino de España”.

Desde el PP aseguran que “cada día que pasa la credibilidad España se hace menor”, por lo que insisten en que Sánchez convoque elecciones cuanto antes. Ya han dimitido dos ministros y si cae el tercero, consideran que la “situación es insostenible”.

Delgado miente

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, aseguró hace unos días que no tuvo “ninguna relación personal, profesional, oficial o no oficial” con el excomisario José Villarejo mientras ella fue fiscal en la Audiencia Nacional y tachó de “radicalmente falso” que mantuviera una cita con él. Ahora, el medio Moncloa.com publica unos audios de 2009 que demuestran que Delgado conocía muy bien a Villarejo, ya que coincidieron en una comida íntima organizada por el excomisario en la que apenas hubo seis invitados, todos de su confianza.

El excomisario, en prisión preventiva, organizó un evento privado para festejar una medalla al mérito que le acababan de conceder. El almuerzo tuvo lugar el 23 de octubre de 2009 en Madrid en el restaurante Rianxo y duro más de tres horas y media. En el mismo participaron, además de Delgado, el exmagistrado Baltasar Garzón, el entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, Eugenio Pino, y tres mandos policiales adjuntos al DAO de aquella época: Enrique García Castaño, Miguel Ángel Fernández Chico y Gabriel Fuentes.

Las conversaciones fueron recogidas por Villarejo en un dispositivo que activó minutos antes de llegar al restaurante.

Durante la comida, los mandos policiales se dirigen al juez y a la fiscal como ‘Balta’ y ‘Lola’, lo que muestra la confianza que había entre todos.

En los audios de Moncloa.com se escucha como la ministra bromea con sus colegas sobre sexo, asuntos judiciales y temas íntimos y familiares. También del secuestro del Alakrana, el tema del día en aquel momento.

Tras conocer estas nuevas informaciones, el presidente del PP, Pablo Casado, ya ha pedido a la ministra que dé explicaciones. Casado, en declaraciones a Onda Cero, ha apuntado que estos audios señalan que la ahora ministra podría haber participado en una “mediación en estructura parapolicial”. Y ha asegurado que la revelación demuestra que Delgado “mintió” sobre su relación con el excomisario, por lo que ha pedido que dé explicaciones al respecto.

El baremo de Sánchez lo va tener que aflojar porque ha perdido a dos ministros y tiene varias polémicas encima de la mesa”, ha asegurado sobre un posible dimisión de la titular de Justicia. “Ha negado la información y tendrá que decir porque lo niega. Trato de no ser inquisidor, pero es importante que dé explicaciones”, ha añadido el líder del PP.

Esta información llega después de que se supiera que la Audiencia Nacional investiga una anotación realizada por Villarejo en la que menciona una cita con Delgado cuando era fiscal de la Audiencia Nacional. La nota reflejaba una reunión con la ahora titular de Justicia, y fiscal hasta el pasado mes de junio, para recabar su apoyo en beneficio del empresario Ángel Pérez-Maura, quien estaba inmerso en un proceso de extradición al ser reclamado por la justicia de Guatemala.

Justicia reaccionó en primer lugar negando cualquier encuentro y rechazaba cualquier relación entre Delgado y Villarejo. “Ni concertó ni mantuvo cita alguna con el comisario citado en la información, con el que nunca ha tenido relación de ningún tipo”, señaló en un comunicado.

Horas después, Delgado dijo que no ha tenido relación “profesional”, ni “personal” con el excomisario más allá de coincidir con él “en compañía de otras personas en algún evento”.