La jueza Rodríguez Medel, molesta y desanimada con la deriva del caso máster

Pregunta a la Fiscalía si la petición de archivar la causa contra Casado debe aplicarse a los otros estudiantes investigados

A la jueza del caso máster, Carmen Rodríguez Medel, se le ha agotado la paciencia con la Fiscalía y las discrepancias entre ambas partes son cada vez son más evidentes.  La magistrada, que ya mostró su descontento este viernes con la Fiscalía del Supremo, ahora ha preguntado por escrito al Ministerio Público si ha habido un cambio de criterio, que ella desconozca, en la causa y si éste afecta también al principal investigado, el exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde. Pide al Ministerio Público que “la ilustre” a efectos de dictar las resoluciones oportunas. 

La representante del Ministerio Público no ha acudido este lunes por la mañana a la declaración en calidad de investigada de la exsubdirectora del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Laura Nuño, y esta situación ha provocado que la juez se sintiera “molesta” y “desanimada” en su interrogatorio, según fuentes jurídicas. Ha sido la gota que ha colmado su paciencia. Luego ha procedido a preguntar a la Fiscalía sobre “si se está ordenando un cambio de interpretación que tenga incidencia” en el caso, todo con un tono bastante sarcástico.

La declaración de Nuño se ha producido tres días después de que la jueza reprochase a la Fiscalía que nunca se haya opuesto a la imputación de cuatro alumnos del máster de Derecho Público del Estado Autonómico, uno de la promoción de Cifuentes y las otras tres del curso del líder del PP, Pablo Casado. Lo hizo al conocer que la Fiscalía del Tribunal Supremo rechazaba abrir causa contra Casado por las supuestas irregularidades de su máster, cursado en 2008-2009, al considerar que el delito de cohecho estaría prescrito y que no hay indicios que avalen la prevaricación.

En el escrito en el que la jueza le hacía ese reproche a la Fiscalía de Madrid, Rodríguez-Medel le pedía también que se pronunciase sobre si debía o no archivar la causa contra esos cuatro alumnos, una decisión sobre la que por el momento no se ha pronunciado el Ministerio Público.

Según las mismas fuentes, la jueza se ha mostrado este lunes “desanimada” en sus preguntas a Laura Nuño, lo que ha hecho que el interrogatorio haya sido más corto de lo normal. Al parecer, la fiscal no ha podido llegar puntual al encontrarse en un atasco, pero la jueza ha decidido seguir adelante con la declaración y no esperar a que llegase. Ve que el caso máster se está quedando al final en nada y se ve sola en la lucha contra los máster regalados a políticos.

Tras el interrogatorio, la jueza ha solicitado en una providencia a la Fiscalía que se pronuncie sobre si cree que está realizando una instrucción prospectiva en la causa que investiga las irregularidades en los másteres del Instituto de Derecho Público de la URJC, es decir, si está haciendo una causa general más allá de la denuncia inicial. Y es que, precisamente la Fiscalía del Tribunal Supremo que pedía el archivo de la causa de Casado hablaba que la apertura del procedimiento “sería meramente prospectiva”.

Álvarez Conde sostiene su estrategia judicial en base a descalificar la instrucción por considerarla prospectiva, al afirmar que la jueza está investigando más allá de los hechos denunciados.

Tanto es así que el principal implicado en esta causa ha recurrido la mayoría de las decisiones de la jueza (declaraciones de investigados, testigos, documentales, etc.) apoyándose a esta línea de defensa, que no persigue otra cosa que conseguir la nulidad de toda el procedimiento si se acepta su argumentación, sobre la cual se tiene que pronunciar también la Audiencia Provincial de Madrid.

Es por ello que “para el correcto entendimiento por parte de esta instructora”, Rodríguez Medel pide “expresamente” a la Fiscalía que informe sobre su “criterio en relación con las alegaciones realizadas durante la instrucción de la presente causa por Álvarez Conde sobre el carácter prospectivo y general de esta instrucción”.

La jueza recuerda que la Fiscalía ha impugnando todos los recursos sobre esta cuestión planteados por Álvarez Conde, de manera que se ha opuesto a tildar de prospectiva la presente instrucción, utilizando entre sus argumentos jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Sin embargo, el teniente fiscal del alto tribunal, Luis Navajas, dictó un escrito sobre Casado que no solo supone un giro en la posición del Ministerio Público en este procedimiento, sino que puede condicionar el futuro del caso, cuando advierte que abrir una causa contra el líder del PP “sería meramente prospectiva”.

De esta forma, la magistrada pide a la Fiscalía de Madrid si, tras el escrito del fiscal del Supremo, “se está ordenando un cambio de interpretación que tenga incidencia en la parte del procedimiento que pende ante este Juzgado de Instrucción”.

Resulta necesario pedir expresamente a la Fiscalía que ilustre a esta instructora sobre este particular, a efectos de dictar, en su caso, las resoluciones oportunas”, señala la jueza que recuerda que en esta causa “se dan supuestos idénticos al que motivó elevar la exposición razonada de la pieza C, siendo el único elemento diferenciador el carácter aforado o no de los investigados”, una cuestión que considera “irrelevante”.

RELACIONADO