Los restos de la familia de Franco no se depositarán en una fosa común

El alcalde de Ferrol pide a la familia de Franco que regularicen la situación pero en ningún caso, asegura, los restos acabarán en una fosa común

El alcalde de Ferrol (A Coruña), Jorge Suárez, ha negado que los restos de familiares de Franco, que se encuentran en un panteón en la ciudad que será expropiado, se vayan a depositar en una fosa común, y ha instado a sus herederos a que o bien regularicen la situación del nicho o soliciten otro “con normalidad”.

En entrevista en la Radio Galega, Jorge Suárez ha zanjado así las posibles dudas sobre el futuro de los restos mortales de los abuelos, una hermana y una tía de Franco, depositados en un panteón que el pleno municipal aprobó que fuese expropiado al constatarse que había sido entregado por el Ayuntamiento como un “regalo” al dictador en 1967.

Aunque la expropiación se adoptó en julio en pleno debate sobre el futuro de los restos de Franco, Jorge Suárez incide en que sus familiares se merecen un “trato digno”, alejado de la “crueldad” y de prácticas de “llevar muertos a cunetas”.

No son responsables de lo que hizo su familiar, tres de los cuatro no estaban vivos en el Golpe de Estado”, “se merecen un trato digno”, “y lo que hay que hacer es instar a que regularicen la situación de ese nicho o bien de uno en el que puedan depositar los restos con normalidad”, ha alegado.

En todo caso, ha admitido que habrá que esperar para la expropiación efectiva. Y es que el proceso no se abordará en el próximo pleno municipal, tal y como estaba anunciado, puesto que requiere trámites de notificación y audiencia que lo retrasan.

Jorge Suárez da por descartado además que los familiares de Franco decidan enterrar los restos del dictador en Ferrol –su ciudad natal– asegurando que “por las informaciones” de las que dispone, todo apunta que el destino elegido será el Pardo.