Montero da marcha atrás ante el temor de perder más de 9 millones de votos de futuros pensionistas

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha rechazado la petición de Podemos y su ministerio ha anunciado este sábado que descarta eliminar la deducción fiscal de los planes de pensiones en el IRPF y ha señalado que en el caso de las rentas de capital las modificaciones que se plantearán apenas repercutirán en el 0,1 % de los contribuyentes.

El temor a perder el voto de más de en torno 9 millones de personas que son partícipes de algún tipo de plan de pensiones, les ha hecho desistir de esta medida. Fuentes del ministerio han afirmado a EFE que las desgravaciones actuales de los planes de pensiones en el IRPF no se modificarán y “ni mucho menos” se plantea su eliminación.

De esta forma queda descartada la propuesta que Podemos había planteado a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la Mesa de negociación sobre fiscalidad de cara a un posible apoyo a los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

“El Ministerio de Hacienda no está estudiando modificar, ni mucho menos eliminar la deducción fiscal de los planes de pensiones en el IRPF”, puntualizan las mismas fuentes que recuerdan que en el ámbito del impuesto de la renta el Gobierno se limita a explorar un incremento de las que son muy elevadas, tanto del trabajo como del capital.

Hacienda insiste en que en caso de que se aprobase un alza del IRPF afectaría sólo a rentas superiores a los 140.000 euros anuales.

En el mismo sentido, fuentes de Podemos también señalaron a EFE que su propuesta inicial de suprimir la desgravación de los planes de pensiones ha quedado diluida en la mesa negociadora.

Por otra parte, la ministra de Hacienda, ha reivindicado la necesidad de que se apruebe la senda de estabilidad para poder mejorar así la capacidad de gasto del país y poder contar también con más recursos destinados al Estado de Bienestar.

“No solo pedimos que avance la financiación autonómica, y en ello estamos”, ha asegurado la ministra que ha insistido en la importancia de aprobar una senda de estabilidad que, según ha recordado, da 6.000 millones de euros más de capacidad de gasto para poder llevar a los pensionistas una actualización de sus pensiones y para que los profesionales de los servicios básicos esenciales puedan contar con más recursos para mejorar el bienestar de los ciudadanos.

Así lo ha afirmado Montero a preguntas sobre la financiación autonómica, un debate “fundamental”, ha asegurado, para que los ciudadanos puedan revitalizar y puedan ver cómo se mejora su sanidad, su educación y su dependencia.