Caso máster

La Fiscalía del Supremo se opone a investigar a Casado por el máster en la URJC

La decisión se produce poco después de que la Universidad archivase la investigación sobre la licenciatura de ADE del líder del PP

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha informado en contra de la apertura de una causa penal al presidente del PP, Pablo Casado, por los delitos de prevaricación y cohecho impropio relacionado con el título del máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) en el curso académico 2008-2009. Considera que los indicios de prevaricación “no son lo suficientemente consistentes ni aportan un nivel suficiente de solidez” mientras que el presunto cohecho habría prescrito. Casado sale así reforzado porque todo su futuro político estaba aparejado a lo que sucediese con el caso de su máster, aunque hay que recordar que la opinión del Ministerio Público no es vinculante para la decisión que deberán adoptar los magistrados del alto tribunal. No obstante, la posición de la Fiscalía suele tenerse muy en cuenta.

La Sala lo Penal del Tribunal Supremo pidió informe al Ministerio Público sobre si creía que tiene competencia investigarle, ya que Casado es aforado, y si compartía los indicios de delitos que señaló en su exposición razonada la juez que inició la causa, la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel.

En su informe, de 8 páginas, la Fiscalía responde de forma contundente que los indicios en los que se basa dicha exposición razonada “no son lo suficientemente consistentes ni aportan un nivel suficiente de solidez que permita aconsejar la apertura de un procedimiento, que sería meramente prospectivo, al no existir indicios incontestables de la existencia de responsabilidad penal por parte del aforado, ni haber quedado acreditado de forma alguna, ni siquiera indiciaria, que existiera concierto del señor Casado Blanco con cualquiera de los demás investigados”.

La Fiscalía tampoco encuentra en la exposición razonada dato alguno que avale, ni siquiera de forma indiciaria -al menos en relación con el aforado-, la existencia de un concierto previo del exdirector del Instituto de Derecho Públco Enrique Álvarez Conde, principal investigado en el procedimiento que se instruye en el juzgado ordenario, con lo que se denomina en la exposición razonada “un grupo de alumnos escogidos” para matricularse en el máster.

Por otra parte, y en relación con el cohecho impropio del artículo 426 del Código Penal, el fiscal considera que la pena señalada por este delito implicaría la ineludible prescripción del mismo, y sólo tendría trascendencia penal si hubiera un concurso medial con el de prevaricación administrativa, y se admitiera la participación del aforado en régimen de cooperación necesaria. Esta cuestión se rechaza por las razones anteriormente expuestas.

El escrito del fiscal recuerda los requisitos exigidos por el Tribunal Supremo en numerosos pronunciamientos para justificar la apertura de un procedimiento penal en esta instancia, y tras analizar la exposición razonada, concluye que carece del sustrato necesario como para que pueda ser tenida en cuenta por el alto tribunal.

El escrito mantiene un criterio diametralmente opuesto a la juez del caso, en cuya exposición razonada mantenía que Casado, junto a un grupo de alumnas con vínculos políticos o personales con miembros de la universidad pudieron conseguir el título como “regalo o prebenda sin mérito académico alguno” por parte de Álvarez Conde.

La primera reacción dentro del PP a esta noticia ha sido del que es la mano derecha de Casado, el secretario general Teodoro García Egea, con un contundente mensaje en Twitter: “Los valientes que le acusaron, difamaron, insultaron… ¿Tendrán la misma valentía para pedirle perdón?”.

Sin embargo, la decisión de la Fiscalía no es vinculante para los jueces que tienen que decidir sobre el caso. La decisión corresponderá en concreto al presidente de la Sala Penal, Manuel Marchena, y los magistrados Pablo Llarena, Francisco Monterde, Miguel Colmenero y Ana Ferrer, la única adscrita al sector progresista de la carrera judicial, por lo que todo hace indicar que Casado saldrá indemne del caso máster. Colmenero será el ponente de la resolución que acuerde si finalmente Casado es investigado o no.

Esta es la segunda buena noticia que recibe Casado este viernes. Y es que, la URJC ha anunciado horas antes que no ha detectado irregularidades en la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas (ADE) del presidente del PP, por lo que ha archivado la información reservada que abrió de oficio “en aras de una completa transparencia”.

Así lo ha trasladado por la mañana el rector de la URJC, Javier Ramos, al Consejo de Gobierno de la universidad, después de que el Servicio de Inspección haya analizado “los procedimientos formales administrativos del alumno”, tales como su expediente académico completo, matriculación, pagos, calificaciones, actas y convalidaciones.

 

RELACIONADO