Sánchez irá al Senado a explicar su plagio que califica de ‘fallo’ y acusa de ‘hacer ruido’ a la oposición

El presidente del Gobierno ha quitado importancia al escándalo del plagio en el libro del que es coautor junto al economista Carlos Ocaña definiéndolo como “un fallo en una reseña que va a ser subsanado”. Lo cierto es que según la información que ha publicado ‘El País’ el fallo afecta a algo más que una reseña. En cualquier caso, Pedro Sánchez está dispuesto a acudir al Senado a explicarse, como le pide el PP, y confía en que todo esto no debilite su relación con su principal aliado parlamentario, Pablo Iglesias.

El líder de Podemos ha dicho este mismo jueves que el plagio en el libro del presidente le parece “cutre”. Pero Sánchez ha quitado importancia tanto a esta crítica como a la ofensiva liderada por el PP, que parece decidido a contrarrestar de esta manera las sospechas sobre los trabajos en la URJC de su presidente, Pablo Casado, cuyo caso está además judicializado. “Si el PP quiere que comparezca compareceré”, ha asegurado el jefe del Ejecutivo y ha añadido: “Pero también advierto de que hacer oposición no es hacer ruido. Si la oposición quiere hacer ruido que haga ruido. Nosotros a gobernar”.

Sánchez no lo ha dicho pero es probable que estuviera pensando en lo mucho que tiene que perder Casado durante esa comparecencia suya, más que nada porque el líder del PP sigue sin enseñar los cuatro trabajos que suman 90 páginas y que le sirvieron para obtener el título del máster y porque, sobre todo, está pendiente de que el Tribunal Supremo decida si le investiga o no. Si no estuviera aforado y dependiera de la jueza de primera instancia que se hizo cargo del caso, ya estaría imputado.

En lo que el presidente ha pecado de exceso de optimismo es en considerar que lo suyo es “un fallo en una reseña que va a ser subsanado”. Y es que, según ‘El País’, el libro, “La nueva diplomacia de la economía española”, escrito en 2013 a partir de la tesis doctoral de Sánchez, copia párrafos enteros de una conferencia que el diplomático Manuel Cacho pronunció en la Universidad Camilo José Cela (UCJC). Al ponerse en contacto con Moncloa, el diario obtuvo una respuesta muy similar a la del jefe del Ejecutivo: fue un “error involuntario”. En concreto, ‘El País’ detalla que en el libro se reproducen párrafos de cinco de las siete páginas de la conferencia de Cacho quien, por cierto, ha negado que alguien le consultara o le pidiera permiso para utilizar ese material. En total, se reproducen sin referencia 454 palabras.

Y hay un detalle que también menciona el diario y que avala la tesis del plagio. En el libro figura una errata (“ente” en lugar de entre) idéntica a la que contiene el texto de la conferencia. Es decir, que los autores ni siquiera se preocuparon de corregir bien el libro. Al parecer, Pedro Sánchez organizó el acto en el que intervino el diplomático y “ejerció de moderador en una de las mesas redondas”.

Ante esta información, Pablo Iglesias ha declarado en los pasillos del Congreso que la copia de párrafos sin citar al autor es “cutre” y no responde “adecuadamente” a los estándares de calidad académica. “El presidente tendrá que dar explicaciones”, ha concluido el líder de Podemos, que también ha vuelto a reclamar al líder del PP, Pablo Casado, que enseñe su trabajo de fin de máster, porque “hay serias sospechas” de que “no existe o, en todo caso, esté copiado de principio a fin”. Iglesias ha insistido en que, después de que se han podido examinar “hasta la saciedad” las tesis y el libro de Sánchez y de “ver elementos académicamente poco presentables”, ahora “le toca” a Casado mostrar su trabajo. En tono de broma ha dicho a los periodistas que tiene “un poco de envida”, porque “casi ninguno” ha leído su tesis de 600 páginas y sus libros. “La verdad es que me gustaría mucho ser tan leído como las cosas que escribe el presidente”, ha ironizado.

Pese a todo, Sánchez no cree que esta polémica refuerce las críticas de quienes dicen que hubo un plagio en su tesis doctoral. Y opone a las crítica su propio balance de las actuaciones de su Gobierno. Gobernar, ha dicho, es adoptar decisiones como las que se han puesto en marcha para rebajar el recibo de la luz o el anuncio realizado este jueves por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de que se estudia una rebaja del 25 al 23 por ciento en el tipo del impuesto de sociedades a las pequeñas y medianas empresas que tengan una facturación de menos de un millón de euros anuales.

También ha destacado su propuesta de reforma de la Constitución para acabar con los aforamientos, que ha recordado que debatirá este viernes el Consejo de Ministros. Otra decisión que ha resaltado ha sido la puesta en marcha del plan director por el empleo digno y por el que se han transformado 47.000 trabajadores que antes eran falsos autónomos en asalariados por cuenta ajena y con contrato fijo. “Yo creo que eso es lo que demuestra que este Gobierno avanza, gobierna, como se ha demostrado hoy en el Congreso al haber salido adelante todos los reales decretos leyes y las directivas que había planteado el Gobierno de España”, ha concluido.

RELACIONADO