Halladas en Cuba, en manos de una santera, una mujer española y su hija desaparecidas

La santera, que ha sido detenida, hizo creer a la víctima que podría solucionar sus problemas de salud con unos rituales por dinero

Una mujer y su hija, naturales Palma del Río (Córdoba) y residentes en Fuerteventura, han sido halladas en Cuba, donde una santera las tenía secuestradas, según han denunciado sus familiares, que creen que puede haber más víctimas de engaños con rituales “sanatorios” en España.

Fuentes cercanas a la investigación, llevada a cabo entre la Guardia Civil y Policía Nacional en España y agentes de Puerto del Rosario (Cuba), han informado de que “aunque la santera ha sido detenida, la investigación sigue abierta porque ha podido engañar a más personas haciéndoles creer que las curaría con rituales a cambio de dinero”.

La santera entabló contactó con la mujer en Fuerteventura, con la excusa de ayudarla a buscar un alojamiento en la isla, en la que trabajaba de cajera en un supermercado.

Poco a poco se fue ganando su confianza y le hizo creer que a través de unos rituales y rezos podría ayudarla a solucionar sus problemas de salud.

El pasado 5 de septiembre, la mujer de 43 años y su hija de 6 volaron a Cuba desde Madrid, permaneciendo incomunicadas, lo que alarmó a sus familiares, que interpusieron una denuncia en España y comenzó la investigación policial de forma paralela y coordinada. Y es que, la mujer había dicho que había viajado de Fuerteventura a Madrid por una entrevista de trabajo.

Uno de los hermanos de la mujer, Pablo Linares, ha explicado que el 11 de septiembre viajaron ellos a Cuba, acompañados por investigadores privados que estaban apoyando la búsqueda, y ese mismo día la mujer y su hija fueron rescatadas y ya están en España.

“Mi hermana y mi sobrina han estado manipuladas por un clan familiar, muy común en Cuba, que les prometía solucionar problemas de salud con rituales de santería” , ha declarado Linares.

“Afortunadamente”, ambas están “bien de salud, aunque mi hermana está muy delgada“, por lo que Linares ha pedido, también a través de su cuenta personal de Facebook, “respeto a la tranquilidad” de ambas.