Admitida a trámite la enmienda del PSOE para sortear el veto del Senado a la senda de déficit

La Mesa y Portavoces de la Comisión de Justicia del Congreso ha admitido hoy a trámite la enmienda presentada por el PSOE a la Ley del Poder Judicial que busca sortear el veto del Senado a los objetivos de déficit. La decisión se ha adoptado tras un debate a puerta cerrada entre los miembros de la Mesa y los portavoces de la comisión que preside la socialista Isabel Rodríguez. El órgano de gobierno de la comisión está compuesto por dos diputados del PSOE, uno de ERC y dos del PP.

Al final socialistas e independentistas han sumado fuerzas y han tramitado la polémica enmienda cuya admisión a trámite rechazaban el PP y Ciudadanos. Ambos tienen intención de recurrir esta decisión ante la Mesa del Congreso, donde, ahí si, ‘populares’ y ‘naranjas’ suman mayoría. Así lo ha confirmado la portavoz del PP, Dolors Montserrat, que ha criticado la alianza de los socialistas con los secesionistas para sacar adelante una iniciativa que los ‘populares’ consideran “fraude de ley”.

El PP y la formación de Albert Rivera presentarán un recurso de amparo a la Mesa que preside Ana Pastor. Frente a esto, el Gobierno ha advertido a la Mesa del Congreso que no puede revisar los acuerdos de una comisión de la Cámara. Fuentes del Ejecutivo aseguran que se esperará a conocer la evolución de los acontecimientos y se actuará en caso de que sea necesario.

Las fuentes citadas recuerdan que ya ha habido casos en los que se constata que no puede hacerse esa revisión y cita una reunión de la Mesa del Congreso en la que fue el propio PP el que llegó a esa misma conclusión. Así, recuerdan una decisión adoptada por la Mesa el 24 de junio de 2014, con Jesús Posada como presidente, en la que se rechazó la petición del grupo de La Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA) para que reconsiderara un acuerdo de la Mesa de la Comisión de Justicia respecto al proyecto de Ley Orgánica complementaria de la Ley de racionalización del sector público.

En su justificación para rechazar la petición de ese grupo se subrayaba que “no existe un sistema de recursos de alzada generalizado en virtud del cual la Mesa del Congreso pudiera resolver cualquier reclamación contra actos de otros órganos de la Cámara”. “Por el contrario -consideró entonces la Mesa-, la inexistencia de una relación jerárquica entre los distintos órganos abona la restricción del ámbito de recursos contra actos parlamentarios a los regulados expresamente en el Reglamento”.

Y añadía que la intervención de la Mesa de la Cámara ha de realizarse de forma restrictiva “puesto que ni el artículo 31 del Reglamento ni ningún otro precepto atribuyen a la Mesa de la Cámara la competencia para revisar la decisión adoptada por la Mesa de la Comisión respecto a la calificación” de las enmiendas que en ese momento estaban en cuestión.