Tres muertos en una reyerta entre dos familias en Cáseda (Navarra)

Los fallecidos son un varón de 50 años y sus dos hijos, de 29 y 17 años, que han perdido la vida debido a disparos de escopeta

Tres personas han muerto por disparos de escopeta en una reyerta entre dos familias en la localidad navarra de Cáseda, por la que han sido detenidos los tres presuntos autores después de que se dieran a la fuga.

Vecinos de Cáseda han llamado a las 18.53 horas al teléfono 112 de SOS Navarra para indicar que habían oído disparos, y poco después otra llamada informaba de que había tres cuerpos tendidos en la vía pública aparentemente sin vida.

Los dos equipos médicos de Sangüesa enviados al lugar han confirmado la muerte de un vecino de Cáseda, identificado con las iniciales F. J. E., de 50 años y de sus hijos, J.A.J.E, de 29 años y un menor de 17 años, según la Policía Foral.

Los presuntos autores de los disparos de escopeta que han causado la muerte de las víctimas han huido del lugar en un coche que se ha cruzado con un vehículo de la Policía Foral de la Comisaría de Tafalla a la altura de San Martín de Unx.

Los agentes, que disponían de información de las características del turismo, han dado la vuelta y tras una breve persecución han detenido el automóvil de los fugitivos.

Los policías forales han controlado a los ocupantes, un varón de 53 años y dos hijos, vecinos de una pequeña localidad de Tierra Estella, a los que han colocado grilletes, según la citada fuente, que precisa que el par de esposas con el que se ha inmovilizado a uno de ellos ha sido proporcionado por una patrulla de la Guardia Civil que acudía a Cáseda.

Los detenidos han sido trasladados inicialmente a la Comisaría de la Policía Foral de Tafalla y posteriormente a la de Pamplona. La investigación de los hechos va a ser llevada de forma conjunta y coordinada entre Policía Foral y Guardia Civil.

Los cuerpos han sido trasladados al Instituto Navarro de Medicina Legal con el fin de que les sea practicada la autopsia.

SOS Navarra ha enviado un psicólogo para atender a los familiares de los fallecidos.

El resto de recursos movilizados (una ambulancia medicalizada, dos convencionales y el helicóptero medicalizado) han regresado a sus bases tras confirmarse las muertes, aunque una ambulancia convencional permanece preventivamente en Cáseda.

La Policía Foral ha desplazado unidades de Policía Judicial y Científica, patrullas de la Brigada de Intervención y agentes de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Sangüesa para, además de ocuparse de la instrucción, prevenir posibles altercados en la localidad, donde se han vivido algunos momentos de tensión.