Herido un niño de diez años al arder su móvil en la mano

La madre del niño denunciará a la compañía suministradora y al fabricante del móvil que le ardió en la mano para reparar los daños sufridos y para concienciar a los niños de su uso

La madre de un niño de diez años ha denunciado por lesiones a la compañía suministradora y al fabricante de un móvil cuya batería comenzó a arder y provocó al pequeño daños importantes en la mano por quemaduras químicas.

El Juzgado de primera instancia e instrucción número 1 ha iniciado diligencias tras recibir la denuncia por lesiones hace unos días, han confirmado fuentes del tribunal.

El incidente ocurrió el pasado 7 de agosto en el domicilio familiar de la capital burgalesa, según informa la Cadena Ser.

Según la madre del niño, que ha pedido el anonimato para preservar la intimidad del menor, su hijo “empezó a gritar y le vi en el pasillo con el móvil en la mano ardiendo y emitiendo un intenso humo negro”.

Tras arrojar el aparato al lavabo y cubrirlo de agua, llevó a su hijo al Hospital Universitario de Burgos, donde necesitó varias curas y la intervención de un cirujano plástico, porque “las quemaduras químicas son mucho peores que una quemadura normal”.

Era un móvil comprado en noviembre de 2016 a través de la empresa suministradora y fue reparado en marzo de este año, cuando le cambiaron la batería y la placa.

La madre del niño asegura que ha cogido “miedo” a los móviles y ya no los usa.

Ha decidido denunciar lo ocurrido no solo para reclamar por los daños sufridos por su hijo, sino también para concienciar del riesgo de los móviles usados por niños y que se elabore un protocolo para estas situaciones.