El Instituto Martin Luther King pide a Quim Torra que deje de usar la figura del activista

"Luther King trataba de liberar a los afroamericanos de un sistema opresor y no veo que formar parte de España sea una opresión", dice el director de la entidad, Clayborne Carson

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, propuso hace unos días una gran movilización por los derechos civiles y sociales de los catalanes como la histórica marcha que lideró Martin Luther King en 1963 en Estados Unidos, comparando de esta forma la causa independentista con la de los afroamericanos de ese país en la década de los cincuenta y sesenta. No es la primera vez que él u otros líderes soberanistas hacen mención al activista y comparan su causa con la de una población que vivía oprimida de verdad y carecía de todo tipo de derechos.

Por fortuna, las ocurrencias de Torra han llegado a oídos de los responsables del Instituto Martin Luther King de Estados Unidos, que se ha desmarcado de estas sorprendentes comparaciones. Según informa ‘El Confidencial’ este viernes, el director de la entidad, Clayborne Carson, ha pedido al presidente de la Generalitat que deje de usar el nombre del afroamericano para defender una causa tan disparatada.

“No es justo que usen su figura. Luther King trataba de liberar a los afroamericanos de un sistema opresor, y no veo que formar parte de España sea una opresión“, señala Carson.

“Para empezar, nadie impide a los secesionistas ejercer sus derechos humanos fundamentales, ni veo en general que sean oprimidos como grupo, así que uno y otro movimiento no son comparables. Es ir demasiado lejos”, recalca, ofendido por lo ocurrido.

“Si cada persona en el mundo tuviera el derecho a organizar un movimiento secesionista, habría 10.000 países en el mundo. ¿Y eso haría de este un mundo mejor? Yo creo que no. Luther King trataba de construir un mundo que nos uniese a todos, no uno que nos separase y levantase muros”, afirma Carson con contundencia.

Por otro lado, Carson recalca que un Gobierno nunca puede erigirse en defensor de los derechos por encima de sus ciudadanos, ya que son las propias autoridades las que controlan a las fuerzas del orden, por poner un ejemplo. “Que un Gobierno, que en otras circunstancias no dudaría en emplear la violencia en su favor para reprimir una manifestación, se erija, porque le conviene, en símbolo de la no violencia para justificar sus acciones, solo puede ser calificado de hipócrita”.

¿Pero qué dijo exáctamente Torra el pasado 5 de septiembre? “Ha llegado el momento de decir basta, hagamos esta gran movilización por los derechos civiles y sociales del país, hasta el invierno si es necesario”. Fue en ese momento cuando apeló a la marcha que lideró Martin Luther King en Estados Unidos.

Para afrontar esta movilización, pidió “un altísimo grado de coordinación de Govern, sociedad civil, cárceles y exilio” que permitiese materializar la República, y reiteró que no aceptaría unas sentencias que no fuesen absolutorias.

Ahora, tras las palabras de una persona autorizada para hablar de Luther King, Torra quizás se piense mejor las cosas antes de hablar de derechos y libertades.

RELACIONADO