La actriz Cynthia Nixon disputa las primarias demócratas al gobernador de Nueva York

Pese a los pronósticos en su contra, la actriz de "Sex and the City" ('Sexo en Nueva York') Cynthia Nixon espera sacar provecho de la movilización contra las élites que agita al campo demócrata para destronar este jueves al gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, en una de las últimas primarias de ese partido antes de las elecciones legislativas de noviembre.

El último sondeo, realizado la semana pasada por el instituto Siena College, no fue un buen pronóstico para Nixon: Cuomo, de 60 años, quien gobierna el Estado de Nueva York desde 2011 e hijo del muy respetado y fallecido exgobernador Mario Cuomo, se situaba al frente con el 63% de la intención de voto frente al 22% que se inclina a favor de la actriz.

Pero Nixon, de 52 años -quien en caso de victoria en las primarias tendría muchas posibilidades de ser elegida gobernadora el 6 de noviembre ya que Nueva York es un bastión demócrata- advirtió de que los sondeos de estas últimas semanas no fueron capaces de anticipar la victoria de varios candidatos de esa corriente contra las élites, impulsada por las mujeres y las minorías. “Andrew Cuomo sabe bien que esta campaña es mucho más abierta de lo que sugieren los sondeos. Si no, él no gastaría medio millón de dólares al día contra nosotros”, señaló la actriz el martes.

Pero ganar unas primariascontra el gobernador saliente en un Estado de 20 millones de habitantes como Nueva York es “mucho más difícil” que ganar en una circunscripción para el Congreso, objetó Michael Miller, profesor de Ciencias Políticas del Barnard College. Especialmente porque el jueves solo pueden votar los neoyorquinos que se registraron debidamente como demócratas, limitando la participación y las posibilidades de los entusiastas del último minuto. “Estaría realmente muy sorprendido si ella ganara”, afirmó Miller.

Sin embargo, muchos admiten que Cynthia Nixon, aunque nunca tuvo un cargo electivo, ha demostrado durante la campaña su seriedad y espíritu de lucha. Activista desde hace muchos años en defensa de la enseñanza pública y los derechos de la comunidad LGBT, esta madre de tres niños casada con una mujer después de tener un matrimonio con un hombre, ha caminado por este Estado que es tan grande como toda Grecia abogando por la legalización de la marihuana recreativa, la renovación del metro neoyorquino, la gratuidad de la educación, la bajada de los precios de la vivienda, un seguro de salud financiado por el Estado y el aumento de la carga impositiva para los más ricos.