Iberdrola se adelanta y lanza la mayor red de estaciones de recarga eléctrica en España

La compañía Iberdrola se ha adelantado a la competencia y va a desplegar la mayor red de estaciones de recarga rápida para coches eléctricos con el fin de que a finales de 2019 se pueda viajar de punta punta en toda España. Para la consejera delegada de la compañía para España, Ángeles Santamaría, se trata de un plan “pionero y ambicioso” cuyo objetivo es “favorecer la penetración del vehículo eléctrico para luchar contra el cambio climático”.

De hecho, ha explicado que Iberdrola quiere liderar esa “transformación” basándose en las energías renovables y creando unos terminales que estarán abastecidos con energías limpias para que sean 100% sostenibles.

La compañía eléctrica, dentro de su plan de movilidad sostenible, que comenzó en 2016, pretende desplegar 25.000 puntos recarga para vehículos eléctricos hasta 2025. El primer paso lo va a dar con este primer despliegue, en el que invertirá en torno a los 10 millones de euros, y que contará en poco más de un año con 200 estaciones de carga rápida (50kW), súper rápida (150kW) y ultra rápida (350kW) cada, al menos 100 km, en las principales vías.

Para 2018 estarán operativas las 30 primeras y a lo largo del 19 se irán implantando el resto hasta completar las 200, con 400 puntos de recarga. LAs principales ubicaciones serán las seis radiales españolas, y los tres principales corredores: Mediterráneo, Cantábrico y Ruta de la Plata, así como las principales capitales de provincia.

Así, según ha explicado la responsable de Smart Solutions de Iberdrola, Raquel Blanco, la batería de un vehículo en un terminal rápido se cargará en unos 30 minutos, mientras que en la ultra rápida se hará en menos de 10 minutos. El coste será de entre una vez y media y tres veces menos que la gasolina convencional. Si se recarga en el hogar el coste por cada 100 kilómetros es de 0,50 céntimos de euro.

Para ello, la eléctrica ha llegado ya a acuerdos con estaciones de servicio, restaurantes, cafeterías y otros lugares que estén próximos a las principales carreteras. El primer acuerdo ya se firmó en marzo con las estaciones de servicio de AVIA. También están negociando un salto internacional que comenzaría por Portugal.

Fácil recarga con una aplicación

Según han explicado durante la presentación, la recarga se hará a través de una aplicación que ha desarrollado Iberdrola, App Recarga pública Iberdrola, con la cual se podrá a través de la geolocalización, reservar y pagar el servicio. Primero localizas la estación, reservas tu tiempo, recargas el monedero y decides cuanto vas a gastar.

Según ha explicado Blanco, cada cargador en carretera le supone una inversión a la compañía de entorno a los 50.000 euros. Pero el consumo que calculan en la compañía de los usuarios en el futuro próximo será de entre 16 y 20kW por cada 100km, lo que supondrá entre 1 y 3 Teravatios y el 1% de la demanda eléctrica nacional.

En cambio si la inversión es en el hogar, al usuario le costaría en torno a los 1.500 euros de media instalar un cargador dependiendo de dónde haya que colocarlo. Eso sí, aseguran que el coste en el hogar es de 0,50 céntimos cada 100 km lo que supone la recarga eléctrica es 10 veces más barata que la gasolina.

Pero para abaratar costes al usuario y fomentar el uso de este tipo de energía, Iberdrola está llegando a acuerdos con algunos de los principales fabricantes de coches para que se incluya la instalación de los puntos de recarga en los precios. Entre ellos se encuentran BMW, Renault, Hyundai, PSA o Volkswagen.