En Dublín

El Papa, “conmocionado” ante los casos de bebés robados en Irlanda

El Papa se ha mostrado "conmocionado" ante los casos de bebés que fueron robados durante décadas a madres solteras de Irlanda que residían en institutos religiosos y que después fueron dados ilegalmente en adopción a otras familias.

“Escuchar esto me ha tocado profundamente el corazón”, dijo el Pontífice durante una reunión privada, sin cámaras ni periodistas, con un grupo de jesuitas de Irlanda durante su viaje al Encuentro Mundial de las Familias en Dublín.

Precisamente, antes del encuentro con los jesuitas, el Papa se había reunido durante hora y media con ocho víctimas de abusos sexuales de Irlanda que le contaron de la existencia de bebés robados en Irlanda a madres solteras con la connivencia de las instituciones católicas del país.

Las palabras del Papa a este respecto han sido difundidas este jueves
por la revista de los jesuitas italianos ‘Civilità Católica’. Según esta publicación, el Papa insistió ante los jesuitas en la necesidad de erradicar las prácticas del encubrimiento y reiteró que se deben “denunciar los casos que se conozcan”.

Durante el viaje a Irlanda el Papa entonó un ‘mea culpa’ en el rezó por las personas que fueron “alejadas de sus madres” en Irlanda antes de su misa dominical en el Parque Phoenix de Dublín.