Rivera interpela a Sánchez sobre su tesis doctoral y Casado evita mencionar la dimisión de Montón

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha retado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a publicar su tesis doctoral, sobre la que planean desde hace tiempo dudas sobre su verdadera autoría. Sánchez le ha replicado que ese trabajo está colgado en la Base de Datos de Tesis Doctorales (TESEO). Un día después de la dimisión de Carmen Montón como ministra de Sanidad, Rivera ha utilizado el 'caso máster' para tratar de acorralar al jefe del Ejecutivo. En cambio el líder del PP, Pablo Casado, que está bajo sospecha por un escándalo similar, ha evitado toda referencia al asunto.

En la sesión de control del Congreso, Sánchez se ha visto obligado a responder a una intervención de Rivera, que ha decidido obviar la pregunta sobre Cataluña que había registrado para esta sesión y atacar en cambio al presidente por su tesis doctoral. Casado, por su parte, ha pintado un panorama catastrófico de los primeros 100 días de Gobierno en lo relativo a la economía, Cataluña, la inmigración, y las sucesivas rectificaciones pero no ha dicho una sola palabra de la segunda dimisión que se ha producido en el Ejecutivo. Y es que, una vez superada la crisis provocada por la exministra de Sanidad, ahora toca que sea el líder del PP quien despeje todas las dudas sobre su máster o, en su defecto, dé un paso atrás antes de que su caso se complique. Y es que en aproximadamente un mes se espera que el Tribunal Supremo decida si lo investiga o no.

Sobre la renuncia de Montón y en respuesta a Rivera, Sánchez ha admitido que el martes fue un día “complicado” para él en lo personal porque perdió “a una amiga” que estaba haciendo una “extraordinaria labor como ministra de Sanidad”, en referencia a Montón, quien finalmente eligió, ha dicho el presidente, “el camino de la ejemplaridad que a otros les cuesta”.Pero el presidente ha querido subrayar que los miembros del Ejecutivo socialista asumen su “responsabilidad política”, a diferencia de lo que hizo, en su opinión, Ciudadanos cuando no apoyó la moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, motivada por la sentencia sobre la trama ‘Gürtel’.

Aprovechando el caso Montón, Rivera ha pretendido atacar al presidente por las dudas que hay sobre su tesis doctoral y ha vinculado el reciente veto del Gobierno a una proposición de ley de Ciudadanos que busca obligar a la publicación de todas las tesis doctorales a un supuesto interés del presidente en ocultar su trabajo con el que se doctoró en Economía.

Las dudas sobre la tesis de Sánchez parten de unas supuestas declaraciones del exministro de Industria Miguel Sebastián en un foro privado -desmentidas posteriormente por él- en las que habría dicho que la práctica totalidad del trabajo de Sánchez se lo hicieron en el departamento de Industria. “Los estudiantes se lo curran, trabajan , se esfuerzan. Los profesores también, y los padres, las familias. Hacen muchos esfuerzos para sacarse un trabajo, una tesis doctoral o cualquier otra cosa. Y le digo una cosa, señor Sánchez. Lo que no puede ser es que en España parezca que afiliarse al PP o al PSOE sale más a cuenta que esforzarse”, ha arremetido el líder ‘naranja’.

Sánchez ha asegurado que el veto del Gobierno a la propuesta de Ciudadanos no es por una cuestión de fondo, sino de forma porque los diputados de Ciudadanos sufren una “suerte de incapacidad jurídico técnica” para presentar sus proposiciones de ley. Desde el PSOE aducen que la iniciativa de Cs “está mal hecha” y que el Gobierno dejará de vetarla si la corrigen para especificar que su puesta en marcha no afectaría a los Presupuestos en curso, sino a los del próximo ejercicio. Según los cálculos de Moncloa, la creación de la Alta Inspección para la Universidad que reclaman los naranjas supondría un gasto extra de 4,5 millones de euros.

En este contexto, Sánchez ha intentado descolocar a Rivera afirmando que su tesis doctoral está “publicaba conforme a la legislación” y “colgada en Teseo”. Tras manifestar su sorpresa por la reciente preocupación de Ciudadanos con los temas sociales después de haber respaldado numerosos vetos del Ejecutivo anterior de Mariano Rajoy precisamente a leyes sociales presentadas por la oposición, Sánchez ha acusado al líder ‘naranja’ de haber convertido su pregunta de control al Gobierno en “un lodazal”.

Lo cierto es que la tesis doctoral del presidente, que la defendió en noviembre de 2012 y que lleva por título Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público, se encuentra  en la Universidad Camilo José Cela, la cual no permite su consulta salvo condiciones especiales y autorización previa del autor. Es decir, en la práctica la tesis no es pública, motivo por el que el pasado 18 de agosto el Grupo Popular en el Congreso registró una solicitud solicitándola formalmente. El artículo 7 del reglamento del Congreso de los Diputados establece que “la Administración requerida -en este caso Presidencia- deberá facilitar la documentación solicitada o manifestar al Presidente del Congreso, en plazo no superior a treinta días y para su más conveniente traslado al solicitante, las razones fundadas en derecho que lo impidan”.

La iniciativa parlamentaria del PP fue una maniobra para desviar la atención del máster de su recién elegido líder, aunque la tesis de Sánchez ya estaba rodeada de polémicas por las declaraciones de Sebastián sobre su autoría, porque el entonces diputado socialista tardó algo menos de tres años en elaborarla frente a los seis de media, porque a pesar de todo obtuvo el máximo reconocimiento posible, el cum laude, y finalmente porque algunos economistas la han criticado aduciendo que se trata de un trabajo más descriptico que de investigación, en el que se relata cómo el sector público español ha internacionalizado la economía mediante instrumentos como la Oficina Económica del Presidente y el apoyo a su tejido empresarial.

Albert Rivera, que desde la llegada de Sánchez a la Moncloa y de Casado a la presidencia del PP no sabe cómo hacerse un hueco en los titulares, ha sacado el asunto a relucir haciendo una maniobra poco frecuente: cambiar el contenido de una pregunta parlamentaria previamente registrada. A Sánchez se le ha visto molesto con su intervención. Lo que no se sabe es si es cierto o no lo que ha publicado el diputado de Ciudadanos Toni Cantó en Twitter, revelando lo que el presidente le habría dicho a Rivera a micrófono cerrado y con gestos, una vez concluido el rifirrafe:

Al término de la sesión de control y a la salida del Pleno del Congreso, Sánchez ha vuelto a referirse a Montón en declaraciones a los medios de comunicación para desearle “suerte en lo personal”.

RELACIONADO