Decenas de miles de personas participan en la manifestación de la Diada al grito de ‘independencia’

Decenas de miles de personas se han concentrado a lo largo de la avenida Diagonal de Barcelona para participar en la gran "ola sonora" planificada por la ANC para esta Diada del 11 de septiembre, con el fin de reivindicar la "república catalana", la libertad de los "presos políticos" -expresión a la que recurre el secesionismo para denunciar lo que consideran represión del Estado español- y el retorno de los "exiliados", el término utilizado para referirse a los líderes del procés que huyeron para no enfrentarse a la justicia. La Guardia Urbana ha dado al filo de las seis de la tarde la misma cifra de participación que hace un año: un millón de personas.

Un año más, con motivo de la Diada, el mundo soberanista busca exhibir fortaleza con otra movilización multitudinaria, que en esta ocasión cruza la ciudad de Barcelona a través de una Diagonal atestada de banderas ‘estelades’, lazos amarillos y camisetas ‘fluor’ de color coral patrocinadas por la ANC. El color elegido, que sustituye al amarillo de hace un año, recuerda al de las bridas con las que se cerraron las urnas del referéndum ilegal del 1 de octubre. Todo en esta manifestación son apelaciones a los hitos del independentismo, a los acontecimientos que se produjeron en Cataluña hace un año y que culminaron en la Declaración Unilateral de Independencia. De ahí que, junto al PP y Ciudadanos que nunca participan en la manifestación de la Diada, el PSC y los Comunes hayan decidido también ausentarse. Es su forma de expresar su rechazo hacia la unilateralidad.

De todas formas, y pese a que la alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha sido la primera en anunciar su ausencia a diferencia de lo que hizo otros años, se ha podido ver a algunos representantes de los Comunes como los tenientes de alcalde Gerardo Pisarello y Jaume Asens y al dirigente de EUiA y diputado de Catalunya en Comú-Podem en el Parlament, Joan Josep Nuet. Junto a ellos ha estado la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabater (Guanyem Badalona en Comú, que aúna a la CUP y Podemos).

La acción programada por la ANC para este año consiste en generar una gran “ola sonora” a lo largo de la Diagonal, contando con la sincronización de los asistentes a la movilización. Pasadas las 17.00 horas, siguiendo las indicaciones del actor Toni Albà desde un escenario, los manifestantes han guardado tres minutos silencio, aunque alterado por algunos gritos en favor de la independencia, y, exactamente, a las 17.14 horas se ha lanzado un cohete cuyo estallido ha marcado el inicio de la acción. Las personas concentradas en el tramo 37, a la altura de la calle Castillejos, han iniciado entonces la “ola sonora”, haciendo oír su voz, un griterío reivindicativo que irá avanzando progresivamente por la Diagonal, hasta el Palacio de Pedralbes, donde esta simbólica “fuerza de la gente” tumbará un muro metafórico, en alusión a los obstáculos por superar hasta alcanzar la “independencia”.

En esta ocasión, las celebraciones de la Diada se han volcado en recordar a los políticos presos y en reclamar su puesta en libertad. De hecho, al principio de la manifestación la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha hecho unas declaraciones en las que ha pedido que se “tome nota” de que cada vez son “más voces” las que defienden que los soberanistas presos deberían estar en libertad y ha señalado que “hasta el ministro -Josep- Borrell” se suma a esas reclamaciones. Artadi se ha referido así la entrevista del ministro Borrell en la BBC en la que reconoce que “personalmente” hubiera preferido que el juez “considerase otras medidas de precaución para evitar la fuga” de los políticos catalanes encarcelados “que no fuese la prisión incondicional”.

Por cierto que las palabras de Borrell han provocado otra declaración del portavoz de Junts per Catalunya (JxC) en el Parlament, Albert Batet, quien también ha aprovechado su presencia en la manifestación para replicar al ministro de Asuntos Exteriores que, si es “coherente” procure que el Gobierno ordene a la Fiscalía la puesta en libertad de los líderes independentistas. Una invitación que ignora totalmente la separación de poderes propia de un Estado de Derecho a la que también ha apelado el jefe de la diplomacia en la misma entrevista.

La “durísima” sentencia que espera Junqueras

Sobre la situación y las expectativas de los presos, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha leído en un almuerzo popular del partido por la Diada una carta escrita para la ocasión por el exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, en que augura una sentencia “durísima” para los encausados por el proceso soberanista. “Estamos preparados para lo que venga”, ha escrito Junqueras y ha pedido a la gente que persista en la lucha por las libertades y el futuro de Cataluña, porque los presos aguantarán tanto tiempo como haga falta. La carta añade que mucha gente creía que la prisión preventiva serviría de “escarmiento y el republicanismo perdería fuerza”, pero ha asegurado que al camino hacia la democracia no lo vence ni el miedo ni la represión.

El homenaje a los presos es también el motivo por el que muchos de sus abogados han participado en la manifestación dirigiéndose incluso a los participantes. Aamer Anwar, abogado de la exconsellera Clara Ponsatí ha asumido una de las tesis que esgrimen los independentistas para tratar de atraer el apoyo internacional que han buscado desde el principio y que hoy por hoy no han conseguido: “El  general Franco estaría orgulloso de la España contemporánea”. Es más, ha añadido que “el derecho a la autodeterminación es un derecho humano fundamental”, sin mencionar que se trata de un derecho reconocido por Naciones Unidas a los pueblos que han sufrido una situación colonial, lo que no puede aplicarse a Cataluña. “España no podrá chafar las aspiraciones de Catalunya para recuperar su independencia”, ha añadido Anwar.

Ben Emmerson, otro de los letrados que trabaja en la defensa de varios de los procesados por el referéndum del 1-O, ha proclamado que “Cataluña será una república independiente el año que viene. En una democracia, pedir un cambio político no es ningún delito”. Emmerson se ha referido también a ese supuesto respaldo de la comunidad internacional: “Estoy aquí para recordaros que tenéis muchos amigos fuera. Estamos a vuestro lado para presenciar el nacimiento de un nuevo país”. Lo mismo ha hecho el científico y miembro de Foreign Friends of Catalonia, Thomas Schulze, que ha terminado su intervención de esta manera: “Os animo a que no os rindáis y que hagáis lo que hay que hacer: la República catalana. ¡Visca Catalunya lliure!”.

Por parte de las organizaciones convocantes, el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, se ha cetrado en reivindicar el referéndum ilegal al rechazar los comportamientos violentos que el juez instructor de la causa del ‘procés’, Pablo Llarena, atribuye a los presos secesionistas, entre ellos el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, que es uno de los dirigentes encarcelado. “La única violencia fue la del 1-O y la de la extrema derecha que actúa impunemente en nuestras calles. Votar nunca ha sido un delito”, ha dicho Mauri y ha añadido: “Le pedimos a Pedro Sánchez que asuma que su Estado ha cometido la más grande de las ofensas: reprimir a la ciudadanía”.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha ido un poco más allá al lanzar esta amenaza al hijo del juicio de los líderes del procés que se espera para finales de año o principios del próximo: “Desde la Asamblea y otras entidades nos comprometemos a convertir el juicio de la vergüenza en el Supremo en un boomerang que retorne al Estado”. “A los partidos que habéis recibido los votos independentistas os pedimos que prioricéis el interés colectivo al de partido”, ha destacado Paluzie y ha terminado con esta reclamación: “Os pedimos rigor, honestidad y determinación”.

Disqus Comments Loading...