La Diada de 2018

La izquierda independentista avisa a Torra de que quiere la República y no un Estatut

La izquierda independentista ha advertido este martes al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de que no comparte la propuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de un referéndum sobre la autonomía: "No queremos otro referéndum para votar más autonomismo, no queremos un Estatut, queremos la independencia para cambiarlo todo".

Lo ha dicho la representante de Endavant Bàrbara Roch en el acto que la izquierda anticapitalista organiza tradicionalmente por la Diada en Barcelona y que comienza con una manifestación que este martes ha culminado a última hora de la tarde en la plaza Comercial, ante el Born, donde se han congregado al menos 3.000 personas.

En el acto, en que también han intervenido miembros de la CUP, Arran y la Coordinadora Obrera Sindical (COS), Roch ha reprochado al anterior Govern, que presidía Carles Puigdemont, alegando que, tras aprobarse la República en el Parlament, “renunció a implementarla y se resignó al 155” y a la intervención de la autonomía.

“Ni tras constituirse el nuevo Govern, ni el Parlament ni el Govern han demostrado querer ser soberanos”, ha criticado, y ha asegurado que el 1-O fue posible por la movilización popular, que ha reivindicado frente a los pactos políticos.

La portavoz de Arran Mar Ampurdanès también ha apelado al poder de las movilizaciones y ha asegurado que el movimiento soberanista fue “manipulado y usurpado por los de siempre, por los que buscaban una negociación con el Estado y se escondían detrás de supuestas jugadas maestras” tras el 1-O, en referencia velada a Puigdemont.

Ha alertado de que “de la ley a la ley no se rompe un estado” y que sólo la desobediencia y el movimiento popular permitirán lograr la independencia de Cataluña, aunque ha reconocido que no será un camino rápido ni fácil.

Estaba prevista la intervención de la alcaldesa de Berga (Barcelona), Montse Venturós, investigada por no haber retirado una ‘estelada’ del Ayuntamiento en campaña electoral, pero finalmente lo ha hecho en su lugar la concejal barcelonesa de la CUP Maria Rovira, por indisposición de la primera edil berguedana, ha explicado.

También la sindicalista del COS Bàrbara Castanyé ha subido al escenario para criticar la situación de los trabajadores de las empresas cárnicas de Cataluña y ha cargado contra la Conselleria de Trabajo y “los más grandes traidores sindicatos de la vergüenza”, CC.OO. y UGT, a los que ha acusado de permitir condiciones de trabajo indignas.

El acto en el Born ha sido la culminación de la manifestación anticapitalista que ha comenzado sobre las 18.30 horas en la plaza Urquinaona y que ha reunido a miles de participantes que han clamado por la libertad de los soberanistas encarcelados y contra las fuerzas policiales.

Tras el lema ‘En los Països Catalans, autodeterminación’ los manifestantes han exhibido ‘estelades’ y banderas independentistas de otros lugares –incluso de la región rebelde ucraniana autoproclamada como República Popular de Donetsk– y han gritado ‘Libertad presos políticos’ y ‘Adri, escucha, te queremos en casa’, en referencia al miembro de un Comité de Defensa de la República (CDR) perseguido por presunto terrorismo que viajó a Bélgica para evitar ser detenido.

La marcha ha discurrido sin incidentes por la calle Trafalgar y el paseo Lluís Companys hasta la calle Comerç, donde han pintado ‘Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional, alianza criminal’ en un edificio mientras cantaban ‘Fuera las fuerzas de ocupación’ y ‘Los Mossos son fuerzas de ocupación’.

La manifestación, que convocaban conjuntamente Alerta Solidària, CUP, Arran, COS y el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (Sepc), ha contado con la participación de diputados como los ‘cupaires’ Carles Riera y Maria Sirvent.