EEUU sigue en emergencia nacional por terrorismo 17 años después del 11-S

Solo 1.642 de las 2.753 personas que murieron en las Torres Gemelas aquel fatídico día han sido identificadas con seguridad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, extendió este martes la proclamación de la emergencia nacional por terrorismo que emitió el país tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, justo cuando se cumplen 17 años de la tragedia que cambió el mundo.

La declaración 7463, extendida por Trump, fue rubricada por el entonces presidente, George W. Bush (2001-2009), para otorgarse amplios poderes para movilizar al ejército en los días posteriores a los ataques terroristas del 11-S.

El texto le permitió llamar a la Guardia Nacional y las tropas de reserva, contratar y despedir a oficiales militares y eludir los límites en el número de generales que podrían servir para dar respuesta a la situación.

“La amenaza de terrorismo que resultó en la declaración de una emergencia nacional el 14 de septiembre de 2001 continúa”, apunta Trump en su notificación al Congreso estadounidense.

“Las autoridades que han sido invocadas bajo esa declaración de emergencia nacional continúan siendo críticas para la capacidad de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos de realizar misiones esenciales en Estados Unidos y en todo el mundo para hacer frente a la continua amenaza del terrorismo”, agrega la nota.

De esta forma, Trump extiende durante un año más la vigencia de la emergencia nacional emitida hace 17 años, aunque numerosas voces en el Congreso han advertido de que los poderes que otorga al presidente deberían ser revisados por el Legislativo.

El 11 de septiembre de 2001 a las 8:46 horas de la mañana, un Boeing 767 se estrelló contra una de las Torres Gemelas de Nueva York. Minutos más tarde, otro avión chocó contra la otra torre. El mundo occidental moderno nunca había visto nada igual en directo. Las torres acabaron colapsando y quedaron reducidas a escombros y cenizas.

Poco después del ataque a las torres, un tercer avión se estrelló contra el Pentágono y cazas estadounidenses se derribaron otra aeronave antes de que alcanzara su objetivo, que se supone que era el Capitolio.

Aproximadamente 3.000 personas murieron ese 11 de septiembre. Sin embargo, mucho tiempo después muchas de las heridas de los familiares y allegados de las víctimas no han sido cerradas porque muchas de éstas todavía no han sido identificadas.

Los análisis de ADN está ayudando a identificar a más víctimas, en concreto de los ataques en Nueva York, pero el avance no consuela a las familias de aquellos cuyos restos pudieron haber sido enterrados en un vertedero de Staten Island junto a los escombros.

La cifra oficial de muertos en los ataques al World Trade Center es de 2.753, incluidos los desaparecidos y muertos. Solo 1.642 de ellos, o alrededor del 60 por ciento, han sido identificados con seguridad.

Disqus Comments Loading...