Lesmes carga contra los tribunales europeos que no vieron delito de rebelión

Duro alegato del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, en defensa de la Constitución y de la actuación de los jueces españoles tanto por lo que se refiere a la causa del ‘procés’ como en lo relativo a otros casos muy mediáticos que han merecido el reproche de buena parte de la sociedad e incluso de responsables políticos. En vísperas de la celebración de la Diada, marcada en esta ocasión por la proximidad del juicio a los líderes del 'procés' y la posibilidad de que sean sentenciados a penas muy duras, Lesmes ha lanzado este aviso: “Cuando la Constitución resulta golpeada debemos defenderla".

En un discurso muy pegado a la actualidad judicial y a los acontecimientos que la han marcado durante el último año, el presidente del Supremo ha considerado que “la desobediencia a la Constitución es la máxima expresión de arbitrariedad” y que quienes dicen que ningún juez puede decidir “en contra de la voluntad popular” demuestran una “absoluta ignorancia” del significado del Estado de Derecho.

El mensaje a los dirigentes independentistas ha sido muy claro un día antes de la Diada, que este año se celebra con un doble objetivo: reivindicar el referéndum ilegal del 1-O -el propio presidente de la Generalitat ha dicho que ese es su punto de partida- y expresar el apoyo del independentismo a sus dirigentes presos que en breve se sentarán en el banquillo de los acusados. De ello ha hablado también reiteradamente Quim Torra en los últimos días para decir que no aceptará sentencias condenatorias, sin aclarar qué significa eso exactamente. Tras recordar que la Carta Magna es “permeable” a las transformaciones políticas y sociales, el presidente del TS ha dicho que “no puede ser concebida como políticamente neutra” y menos aun ante los riesgos que suponen “los movimientos populistas y los planteamientos identitarios excluyentes”.

Lesmes, además, ha cargado contra las decisiones judiciales de Bélgica y Alemania relacionadas con la causa contra el procés, que a su juicio han generado una “grave incertidumbre” por interpretar “de forma unilateral” mecanismos jurídicos autónomos como las euroórdenes. En presencia de Pablo Llarena, el juez instructor de la causa que ha sufrido algunos reveses por parte de esos tribunales y que ha acudido al acto, el presidente del Poder Judicial ha considerado que esas decisiones judiciales han provocado “la generalizada percepción de una irremisible pérdida de virtualidad” de la cooperación judicial. A su juicio, estos jueces europeos han interpretado “de forma unilateral” conceptos jurídicos autónomos del denominado espacio europeo de libertad, seguridad y justicia que deberían ser reflejo de una “comunidad de valores” y que han generado una “grave incertidumbre” en la causa judicial contra el procés.

Lesmes, en definitiva, se ha sumado así a las críticas expresadas por otras autoridades judiciales contra las decisiones de los jueces belgas y alemanes que han rechazado la extradición del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carlos Puigdemont, por rebelión y de los exconsellers que permanecen huidos de la Justicia en Bélgica.

Pero los reproches del máximo responsable del Poder Judicial no han quedado ahí. También ha subrayado que hay quienes intentan “erosionar la legitimidad del poder judicial mediante acciones que exceden con mucho la libertad de expresión o el derecho de defensa”. Y es que precisamente, hace unos días la Justicia belga celebró una vista para estudiar una demanda interpuesta por el abogado de Puigdemont y de otros procesados huidos de la Justicia contra el magistrado que ha instruido la causa en el Tribunal Supremo Pablo Llarena.

“Frente a la posverdad, que persigue la impunidad bajo el cobijo aparente de la voluntad popular, los ciudadanos han de percatarse de que la respuesta del poder judicial se encamina a evitar el daño que supone desarbolar ni más ni menos que todo un pacto de convivencia intergeneracional”, ha destacado el presidente del CGPJ. En este sentido, ha subrayado la “falacia” que supone contraponer la ley y la democracia, especialmente cuando eso desemboca en identificar la ley con la voluntad del gobernante, un caso que dejaría a los ciudadanos indefensos ante las arbitrariedades del poder. “Si la Constitución es la expresión democrática del poder político, resulta una contradicción insuperable que ese poder, en alguna de sus formas, pretenda subvertir la norma que legitima su ejercicio”, ha añadido el presidente del CGPJ.

Es por ello que ha advertido de que si bien en ocasiones “la violencia o la astucia ha permitido desbordar un determinado modelo orgánico de democracia constitucional sin seguir los procedimientos establecidos”, estos “procesos de subversión dividen profundamente a la sociedad, alteran gravemente la convivencia y pueden producir efectos devastadores sobre la paz interna de un estado”.

Reproches a los críticos de algunas decisiones judiciales

El máximo responsable del Poder Judicial, por otra parte, ha denunciado los “ataques personales” a jueces y magistrados en los últimos meses y ha garantizado que la institución que dirige seguirá defendiéndolos y velará por su independencia. Lesmes ha garantizado que el Consejo no actúa “por un mal entendido ánimo corporativo” ni quiere blindar al juez de la crítica, pero ha pedido que se analicen las decisiones judiciales “desde la honestidad que proporciona una información responsable y veraz, sin efecto moralizador alguno”. “Las visiones sesgadas o partidistas que persiguen el gratuito descrédito de la institución judicial pueden afectar a la libertad de ánimo y al sosiego con que ha de ejercerse la responsabilidad constitucional de juzgar”, ha advertido.

Aunque no ha hecho referencia a jueces o ataques concretos, se ha referido a decisiones judiciales que han despertado “un interés mediático sin precedentes” en los últimos meses. Ha criticado en concreto que los ataques hayan sido en ocasiones alentados “por algunos responsables políticos, cuyos reproches resultan censurables en el marco de la normalidad y del respeto institucional”.

Lesmes ha recordado que el CGPJ ha actuado en defensa de los jueces -concedió amparo al juez Llarena- y ha asegurado que seguirá haciéndolo “sin vacilaciones”, al tiempo que ha reclamado a todas las instituciones “responsabilidad y comprensión”.

Disqus Comments Loading...