El contrato de Navantia

El Gobierno rectifica y se replantea vender armas a Arabia Saudí para salvar Navantia

El Gobierno considera que la cancelación de la venta de 400 bombas de precisión por parte de España a Arabia Saudí es "una declaración de intenciones" del Ministerio de Defensa y que éste es un asunto que debe tratarse aún en una comisión interministerial.

Fuentes del Ejecutivo han hecho esta consideración después de que esa decisión haya provocado protestas en los trabajadores de Navantia ante el temor de que, como represalia, Arabia Saudí, pueda cancelar la compra de cinco corbetas a esta empresa española.

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, ha negado una crisis diplomática con Arabia Saudí, aunque ha reconocido que ha habido alguna discrepancia y ha señalado que defenderán el contrato y la carga de trabajo de Navantia en Cádiz.

Las fuentes del Gobierno recalcan que el Ejecutivo va a trabajar para que ese contrato de venta de las corbetas se mantenga y considera que son alarmistas algunas informaciones que están llegando a los trabajadores de Navantia.

En ese contexto, insisten en que esta semana el Ministerio de Defensa hizo una “declaración de intenciones” respecto a la paralización de la venta a Arabia Saudí de 400 bombas de precisión láser del ejército español.

Defensa había avanzado que se devolverían los 9,2 millones de euros abonados por este material dejando así sin efecto el contrato firmado entre España y Arabia Saudí en enero de 2015.

Celaá ha informado hoy de que una comisión interministerial está trabajando en relación con estos asuntos y adoptará una resolución definitiva de la que se informará al Consejo de Ministros.

Se refiere así a la Junta Interministerial para el Comercio y Control del Material de Defensa y Tecnologías de Doble Uso (JIMDDU) en la que están representados los Ministerios de la Presidencia, Exteriores, Defensa, Economía, Industria, Hacienda, del Interior, y para la Transición Energética.

Las fuentes del Gobierno han precisado que de esa comisión forman parte, entre otros, los ministerios de Defensa, Asuntos Exteriores, Industria e Interior.

Esta comisión se reunirá próximamente, aunque no se ha informado de una fecha concreta para ello.

RELACIONADO