El Gobierno insiste en la vía del diálogo después de que Torra eludiera la amenaza de desobedecer

El Gobierno sigue defendiendo que el diálogo es la única salida a la crisis catalana. Lo dijo inmediatamente después de la conferencia del presidente de la Generalitat la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, quien en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa lamentó, no obstante, que Quim Torra se dirigiera exclusivamente a los independentistas. "Ha hablado para su público, no para todos los catalanes”, dijo la ministra. Frente a ello, y al igual que ha dicho que se le exige al Gobierno escuchar y dialogar, instó a Torra que dialogue con todos los catalanes. “Hace mucha falta en Cataluña. Tienen que dialogar entre ellos, entre ellas”, insistió Celaá.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez no contempla en absoluto el referéndum de autodeterminación que insiste en reivindicar el independentismo y expresa su total disposición a dialogar con el Govern “dentro de la legalidad” y para fortalecer el autogobierno que una a los catalanes. “Diálogo sí. Negociación, también, pero sobre aquello que una a todos los catalanes y catalanas, nacionalistas y no nacionalistas. Para ellos trabaja el Gobierno. Queremos que se unan en lo que les ha venido uniendo históricamente, su autogobierno”, añadió. Eso es, a juicio del Ejecutivo, lo que aglutina a la sociedad catalana.

Respecto a la negativa de Torra a aceptar hipotéticas sentencias condenatorias a los dirigentes independentistas, Celaá subrayó que España es un estado social y democrático de derecho y el poder judicial es independiente. Aunque señaló que el president está en su derecho a decir que no va a aceptar condenas, recalcó que el sistema judicial es garantista y tiene recursos y posibilidades.

La vicepresidenta Carmen Calvo se ha expresado horas después en el mismo sentido, asegurando en RNE que no ve más cerca aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña tras el discurso del político catalán. Según Calvo, para el Gobierno el límite para aplicar esta norma lo establece “el incumplimiento de las normas” y de la Constitución, y ha recordado que tanto el presidente Pedro Sánchez como ella misma participaron en la aplicación el pasado octubre del 155 en Cataluña, subrayando que el PSOE tiene experiencia en este asunto si Torra “pasa a los hechos”.

Lo cierto es que Torra despojó la conferencia de las amenazas de desobediencia que habían avanzado algunos medios. Este miércoles, sin embargo, ha concretado un poco más las acciones de contempla si no se cumplen sus exigencias. Lo ha hecho en una entrevista en Catalunya Ràdio, en la que ha insistido en que seguirá su “camino” si no hay un pacto para convocar un referéndum de autodeterminación, pero ha precisado que no prevé que esta vía implique convocar elecciones de forma anticipada. En el caso de que el Gobierno de Sánchez no se avenga a celebrar un referéndum, se centrará en las leyes catalanas suspendidas por el alto tribunal y el inicio de un proceso constituyente para el diseño de una constitución catalana.

“No tengo ninguna intención de convocar elecciones porque creo que no es el momento y que no sería lógico que si acabo de decir que vamos empezamos un foro cívico social y constituyente, lo acabáramos repente con unas elecciones”, ha apuntado Torra, aunque también ha avisado de que todo depende del juicio a los independentistas presos. En el caso de que sean condenados a penas de cárcel, no descarta nada, ni hacer efectiva la DUI, ni convocar elecciones. Pero no llega a reconocer expresamente que piense desobedecer la sentencia del Supremo y dejar libres a los presos. “Depende de nuestra fuerza, del momento excepcional, pero yo plantearé al Parlament una opción y será el Parlament quien decida”, ha dicho a una pregunta concreta sobre si abriría las puertas de las cárceles catalanas en las que están ingresados los dirigentes del ‘procés’.

En el caso de que finalmente tuviera que convocar elecciones, ha confiado en que podrá llegar a un acuerdo con la CUP, a quienes ha ensalzado como su “socio preferente”, y con los ‘comunes’ para sacar adelante las cuentas de la Generalitat para el próximo año: “Los presupuestos los ganaremos”, ha recalcado.

El otro gran pacto al que quiere llegar Torra en los próximos meses es el que le tiene que permitir la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. “La única manera de canjear la declaración de independencia es un referéndum de autodeterminación. Y si no, seguiremos haciendo nuestro camino”, ha sostenido. Para alcanzar un acuerdo, el presidente catalán ha emplazado a Sánchez a “desbordar los marcos” con los que se han regido hasta ahora tanto la Generalitat como el Estado. “Tenemos la obligación del diálogo. La bandera del diálogo y de la negociación es nuestra. Estaremos siempre buscando una solución. Pero tenemos un mandato”, ha insistido.

En cualquier caso, el presidente de la Genealitat ha reivindicado el referéndum del 1-O para dejar claro que si el Gobierno no se aviene a realizar un referéndum pactado y vinculante, Catalunya puede dar por bueno el del año pasado: “El 1 de octubre fue válido” y “la única negociación en la que queremos entrar es la de un referéndum pactado con el Estado. Si no, seguiremos haciendo nuestro camino”. Y es que “un referéndum es la única posibilidad de descambiar la DUI”, ha avisado.

Torra ha defendido que en Cataluña existen tres grandes consensos que aglutinan al 80 % de la población y que, a su entender, merecen respuesta: la convocatoria de un referéndum de autodeterminación, el fin de la represión y el republicanismo.

El presidente catalán perfiló ayer la estrategia de la Generalitat en una conferencia con la que inauguraba el curso político, si bien ha señalado que el devenir de los próximos meses estará marcado por el juicio a los líderes soberanistas presos. “Las sentencias son un momento para mí, soy el presidente de la Generalitat y no puedo aceptar una sentencia que no sea absolutoria”, ha recalcado.

Por este motivo, ha llamado a la movilización “permanente” hasta que se celebre el juicio, y ha agregado: “Lo importante es que nos centremos en denunciar esta farsa, esta causa general contra el independentismo. Toda Europa está viendo la anomalía y la regresión de derechos, que no solo afecta a los políticos”.

Disqus Comments Loading...